La capacidad de ahorro de las familias sigue disminuyendo, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al tercer trimestre de 2013. Es más, bajó ocho décimas respecto al tercer trimestre de 2012, el peor año de la crisis. De acuerdo con los datos del INE la tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin ánimo de lucro bajó hasta el 9,2%, el nivel más bajo en un tercer trimestre desde el año 2007.

También bajó el consumo
Bajó la capacidad de ahorro y bajó el consumo un 0,4% y bajó la renta disponible de los hogares un 1,6%. Si baja el consumo, baja la renta disponible y baja la tasa de ahorro es porque ha aumentado el número de hogares con uno de sus miembros en paro, ha aumentado el número de hogares con todos sus miembros en paro, ha bajado el salario de los que trabajan y han aumentado los gastos por la subida de impuestos (IVA e IRPF).

Pagar deudas
Los datos del INE desvelan también que el ahorro generado por los hogares españoles fue suficiente para financiar sus inversiones, que alcanzaron los 10.404 millones de euros en el tercer trimestre de 2012. Esto significa que las familias españolas dan prioridad a liquidar deudas, especialmente la hipoteca, o reducir su volumen en la medida de sus posibilidades. La prioridad de los hogares españoles es deber lo menos posible ante el temor de lo que pueda venir, especialmente ante el temor de quedarse sin empleo, es por ello que aunque baja la renta disponible y la tasa de ahorro, los hogares españoles están reduciendo también su deuda.