La  pasada semana la Reserva Federal norteamericana (FED) anunció su intención  de prolongar los estímulos financieros a la primera economía mundial, lo que no es otra cosa que inyectar una cantidad ingente de dinero público, hasta 85.000 millones de dólares al mes, a la economía norteamericana para que la reactivación se consolide y el paro en ese país no sobrepase el 7,5%. Todo el mundo esperaba la decisión de la FED y todo el mundo temía que se anunciara una paulatina retirada de  los "estímulos", como no hay tal retirada y se mantiene la manguera de dólares, las bolsas europeas -incluida la española- celebraron la decisión con fuertes subidas y al tiempo se producían movimientos de fondo en los mercados financieros, como por ejemplo que volvió a subir la onza de oro.

Valor refugio
Desde que estalló la crisis de las hipotecas basura en Estados Unidos y se descubrió la quiebra de varios de sus gigantes financieros en 2008, era cuestión de meses que la catástrofe no impactara en Europa, e impactó con especial virulencia en países que tenían burbuja inmobiliaria (Irlanda y España) o abultados déficits (Gracia, Portugal e Italia). Todo ello derivó en una crisis del euro en la que se llegó a cuestionar la supervivencia de la moneda única. El Tsunami ha sido devastador y todavía no lo hemos superado, por ello los inversores prefieren meter su dinero a buen recauda en vez de invertir en economía real (empresas, tecnología etc.).
Con todo ello el valor del oro no hizo otra cosa que crecer desde 2008, sin embargo meses atrás la cotización de la onza bajó ligeramente. La cuestión, groso modo, es que si la FED retiraba los estímulos y dejaba de inyectar dólares a la economía norteamericana, el dólar se revalorizaría al haber menos en el mercado. Todo ello azuzado con los rumores aireados en la prensa económica internacional sobre los malos - o regulares- datos económicos de los países emergentes (Brasil, Indonesia o China).

Especuladores 'bajistas' que han perdido mucho
Actualmente el dinero se hace vendiendo y comprando papel (acciones, títulos, materias primas). El mercado financiero se mueve en un mundo que se asemeja a una realidad virtual para el ciudadano corriente. Y en ese mundo juegan entre otros los inversores 'bajistas', los que juegan en operaciones especulativas a corto plazo para ganar mucho dinero en pocas horas. Sin embargo al decisión del Presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, de mantener su programa de sostener la economía comprando la propia deuda norteamericana, provocó que aquellos que vendieron oro apostando porque se acaban los estímulos hayan perdido mucho dinero en apenas 24 horas.

La onza de oro cotiza a unos 1.355,25 dólares. Nada más conocerse la decisión de la FED la cotización de la onza tuvo el mayor repunte al alza en una sola jornada desde 2009 en Walt Street. Los analistas consideran que la onza de oro se ha encarecido nada menos que  61,70 dólares en unas horas.