El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán (d), y el expresidente de Air Comet Antonio Mata (i), al inicio hoy del juicio en la Audiencia Nacional por un delito contra la Hacienda Pública tras comprar Aerolíneas Argentinas en 2001, hechos por los que la Fiscalía pide una pena de dos años y cuatro meses de prisión. EFE



El ex presidente de la CEOE, la patronal española, Gerardo Díaz Ferrán, ha iniciado su periplo judicial con su comparecencia ante un juez de la Audiencia Nacional acusado de un delito fiscal por no pagar el impuesto de sociedades correspondiente a la compra de Aerolíneas Argentinas. Díaz Ferrán se enfrenta a una pena de dos años y cuatro meses de cárcel y al pago de una indemnización de 99 millones de euros por ese delito.

Convencido de que no tenía que pagar
Según informa la agencia Efe, Díaz Ferrán declaró en su primer juicio que no cometió "ningún delito fiscal" en la compra de Aerolíneas Argentina y que su empresa, Air Comet, cumplió "fielmente" el contrato de compra de Aerolíneas. En esta línea añadió que tanto él como su socio, el fallecido Gonzalo Pascual, estaban "seguros de que no teníamos que pagar nada a Hacienda. No creo que haya ningún delito fiscal". Por el contrario el fiscal, Miguel Ángel Carballo, considera que Díaz Ferrán, el ex presidente de Aerolíneas, Antonio Mata, y el fallecido Gonzalo Pascual, debieron pagar impuestos por los derechos de créditos obtenidos por valor de 272 millones de dólares que la Sociedad Estatal de Participación Industrial (SEPI) otorgó a Air Comet para saldar las deudas que tenía la compañía argentina.

Acto "de valentía"
Díaz Ferrán recordó en su declaración que los hechos se remontan a 2.001 (Gobierno Aznar) cuando la SEPI sacó a la venta Interinvest, matriz de Aerolíneas Argentinas, y explicó que "mi socio Gonzalo Pascual, Antonio Mata y yo pensamos que la adquisición podía resultar interesante". Además pasó la pelota a su antiguo socio y ex presidente de Aerolíneas, Antonio Mata, a quien responsabilizó de la gestión de este negocio. "Mata hizo una oferta para la compra y después del atentado terrible de 2011 de las Torres Gemelas, tuvimos la valentía de comprar" la compañía argentina. La SEPI les vendió la compañía aérea por 1 dólar y el compromiso de hacerse cargo de las deudas.

Pidió un abogado de oficio
Gerardo Díaz Ferrán había solicitado un abogado de oficio (que paga el Estado) y que se le eximiera de pagar las tasas judiciales porque asegura que no tiene dinero y que incluso tiene problemas para subsistir en la cárcel de Soto del real, donde lleva un año, la misma por cierto en la que está encarcelado el ex tesorero del PP Luis Bárcenas. A pesar de solicitar un abogado de oficio, compareció en la sala con abogado propio adscrito a un prestigioso bufete.

A pesar de sus 20 casas, el castillo, el yate...
Según las investigaciones judiciales, Gerardo Díaz Ferrán tiene un patrimonio multimillonario, que incluye 22 inmuebles, entre ellos un castillo y un lujoso dúplex en Manhattan, un yate y coches de lujo. En el registro que la policía realizó en su casa cuando fue detenido se le incautaron miles de euros en efectivo y una cantidad importante de oro. El ex presidente de la CEOE se sentará también en el banquillo por la quiebra de la agencia de viajes Marsas y por simular la venta de su patrimonio a través de un testaferro para eludir el pago de las deudas a los acreedores. Al ser detenido el juez le impuso la que fue la fianza más alta de la historia hasta esa fecha, diez millones de euros, aunque posteriormente se rebajó a la mitad, a cinco millones de euros.