El peso de los servicios en la economía española crece en el mercado laboral y el año pasado era del 75,5% frente al 68,1% de hace 10 años, según Eurostat.

Al comienzo de la crisis, en 2008, el 68,1% de todos los ocupados trabajaba en el sector servicios, pero el año pasado creció siete puntos.

El protagonismo del sector terciario en España se sitúa con claridad por encima tanto de la Eurozona como del conjunto de la Unión, aunque no es una realidad exclusiva de nuestro país. Lo que pasa es que en España en los últimos años ha avanzado bastante, especialmente por el retroceso de la construcción, que empleaba al 12% de los ocupados y en la actualidad, sólo al 6%. Por otra parte, la industria también ha retrocedido.

1,5 millones de trabajadores
El sector de servicios es el único que ha recuperado todo el empleo perdido durante la crisis. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), conocida la pasada semana, 14,2 millones de personas están encuadradas en esta actividad (llegó a 14,4 millones el pasado verano), 100.000 más que el máximo marcado en 2008. El resto de los sectores sigue por debajo de los niveles anteriores a la crisis.

La hostelería cuenta con alrededor de 1,5 millones de trabajadores y supera en unos 150.000 los que tenía antes de la crisis.