Aunque el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, juró y perjuró que el Gobierno cumpliría y cerraría 2012 con un déficit del 6,3% comprometido con Bruselas, el Gobierno ya sabe que no será así. Y Bruselas también. A pesar de los durísimos recortes del Rajoy, el primero de 15.000 millones de euros y el segundo de 65.000, y a pesar de la mayor subida de impuestos (IRPF e IVA) de los últimos 20 años, el Gobierno del PP no ha logrado embridar el déficit por el desplome brutal de la actividad económica con la consiguiente merma de ingresos y el aumento desbocado del paro: 6 millones de desempleados a finales de 2012 en España, un millón más en el primer año de Gobierno de Rajoy.

El dato definitivo en febrero
El Gobierno guarda un mutismo absoluto sobre la desviación del déficit, ya confirmada, pero cuyo dato definitivo se conocerá en febrero. No hay que olvidar que el dato de 2011 (9%), que el Gobierno utilizó con virulencia contra Zapatero, se alcanzó después de que la Comunidad de Madrid y la Valenciana, buques insignia del PP que gobiernan esos territorios desde hace dos décadas, comunicaran una desviación de dos puntos que habían 'ocultado'. Será el próximo mes de febrero cuando Bruselas se pronuncie sobre el déficit del Estado español, según ha anunciado el Comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

Europa ya dio una prórroga
Rehn ha recordado que la Unión Europea ya concedió una prórroga al Gobierno español para cumplir con el objetivo de déficit. Se le dio un año extra, de 2013 a 2014, para cumplir con el objetivo de 4% de déficit. De esta forma el Gobierno no debía sobrepasar el 6,3% para el 2012 y al 4,5 para todo este año. Si no se ha cumplido el año pasado, difícilmente se cumplirá éste, por lo que el Gobierno ya se está planteando pedir una nueva prórroga.

En este sentido, el Comisario europeo señaló que "si el crecimiento se deteriora inesperadamente, un país puede recibir tiempo extra para corregir su déficit excesivo, siempre que haya cumplido el esfuerzo fiscal acordado", palabras que son esperanzadoras para el Gobierno de Rajoy.