Bankia ha nombrado a Elena Bernal directora de Protección de Datos y Privacidad, un puesto de nueva creación con el que el banco quiere "reforzar la vigilancia de los procesos que aseguran la privacidad de los datos personales de los clientes".

En un comunicado remitido hoy, Bankia explica que esta decisión se enmarca en el plan estratégico anunciado recientemente por la entidad bancaria en el que apuesta por un proceso de "digitalización responsable a medida del cliente".

Elena Bernal, licenciada en Derecho y Administración y Dirección de Empresas y con formación en materia de protección de datos, se encargará de supervisar, entre otras cosas, la protección de la información personal proporcionada por los clientes, así como de la implementación y la aplicación de la política de Bankia en esta materia. 

La entidad explica que en los próximos tres años efectuará una inversión cercana a los 1.000 millones de euros con el fin de "avanzar en la digitalización" de la compañía y que la tecnología sea "útil para los clientes y, por tanto, para la sociedad".