P

Me despidieron en miércoles sin tener ningún motivo. Mi contrato era indefinido y llevaba trabajando desde septiembre de 2016. Me entregaron la nómina con la parte proporcional del mes, el certificado de empresa y el finiquito. Al entender que es improcente y no haberme abonado ninguna indemnización por despido improcedente, que puedo hacer? Todavía no han abonado en mi cuenta los conceptos que indique anteriormente. Cuanto tiempo tienen para hacerlo?

R

El plazo de caducidad para interponer demanda por despido es de 20 días hábiles desde la fecha de efectos del despido . El cómputo del plazo se inicia el día siguiente a aquél en el que el empresario decide prescindir del trabajador y se lo hace saber, por lo que no computa en el plazo de caducidad el día de recepción de la carta de despido. Siempre teniendo en cuenta el día del cese de la prestación real de los servicios, y no aquel en que finaliza el devengo teórico de las vacaciones que, compensadas en metálico, le hubieran correspondido.

A los efectos del cómputo del plazo de caducidad se consideran inhábiles: los sábados, los domingos y los días 24 y 31 de diciembre —no le afectan—.

En todo caso, es preceptivo interponer una conciliación previa a la demanda. Tal interposición suspende el plazo, que se reanuda una vez celebrado el acto de conciliación ante el servicio administrativo o, en todo caso, transcurridos quince días desde que se presentó tal papeleta de conciliación sin que el acto se haya celebrado.

No nos indica si el despido se produjo con comunicación escrita —esa es la forma en la que debe procederse— o de forma verbal. Si fue la última la forma observada ha de probar usted esa voluntad de despedir del empleador, puesto que no lo ha manifestado expresamente a través de una carta de despido.

Conjuntamente con el despido puede reclamar el “finiquito” de la relación laboral si lo abonado por este concepto no fuera conforme a lo realmente devengado, esto es, todas las cantidades que estén pendiente de abono y que, habitualmente, incluirán las vacaciones ya generadas y no disfrutadas, así como las pagas extraordinarias también generadas y no abonadas, salvo que vienarn abonándose prorrateadas.

Recuerde: lo importante no es el plazo que la empresa tiene para abonarle la cantidad —debe hacerlo de inmediato— sino el plazo que tiene usted para reclamar.

Es aconsejable que se dirija a nuestros servicios jurídicos en la sede más próxima a su domicilio [consúltelo en www.ugt.es] a los efectos de indicarle detalladamente la forma y plazos.

* Si quieres información más detallada sobre este tema, dirígete a cualquiera de nuestras sedes, localízalas aquí