P

Buenos días, Después de 9 años trabajando en una empresa como diseñador gráfico, el dueño de la empresa le entregó a mi marido ayer una carta de amonestación muy grave por bajo rendimiento, la cual se vio, casi forzado a firmar. En estos últimos años mi marido ha sufrido un fuerte estrés por sobrecarga de trabajo, hasta el punto de tener un debut diabético de tipo 1 en este último año, y aún y así sólo estuvo de baja 2 semanas después del debut. Encontramos injustificada la carta y suponemos que su jefe prevé realizar un despido disciplinario en breve, por lo que no sabemos si impugnar esta

R

 

 

 

 

En cuanto a las cargas de trabajo es un tema relacionado con las normas de prevención y seguridad en el trabajo. La empresa tiene la obligación de realizar una evaluación de los riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores, atendiendo al puesto de trabajo y cargas funcionales.

Ahora bien, tu pregunta incide en la carta de amonestación por bajo rendimiento. Por los términos de la carta debo considerar que la falta se declara como conducta grave o muy grave, pero a la postre la empresa solo amonesta con la finalidad de que no se impugne esta conducta empresarial.

La amonestación no deja de ser una sanción, aunque esté pensada para conductas o infracciones leves. Puede ser impugnada perfectamente bajo la modalidad procesal de impugnación de sanciones. Si crees que dicha amonestación es el paso previo al despido, mi consejo es que la impugnes, haciéndolo constar en la propia demanda de impugnación de sanción.

 * Si quieres información más detallada sobre este tema, dirígete a cualquiera de nuestras sedes, localízalas aquí