Arturo Fernández, íntimo amigo de Esperanza Aguirre desde sus tiempos mozos, ha defendido en la pasada legislatura endurecer las condiciones laborales para luchar contra el paro. Muy crítico con la gestión de Zapatero -calificó sus medidas de “reformitas que no han llegado a nada”-, el jefe de la patronal madrileña pidió reformas “brutales” y cambios profundos en la reforma laboral, como facilitar el despido, "una reforma laboral sin paños calientes".

El café gratis para todos, muy complicado
El número dos de la CEOE apostó por recortar los gastos sociales, adelgazar la Administración pública, subir el transporte público, “que es muy barato”, así como impulsar la colaboración de lo público privado. “El café gratis para todos y gratis total es complicado”, afirmó.

Condenado por cambiar las condiciones a sus empleados
Como contó ayer ELPLURAL.COM, Arturo Fernández ha sido condenado por el juzgado de lo social número 33 de Madrid por cambiar a los trabajadores de su grupo empresarial Cantoblanco las condiciones laborales de manera injustificada.

Presentó en 2011 las cuentas con pérdidas de 2008
Arturo Fernández, presidente de la patronal de Madrid, vicepresidente de la CEOE e íntimo de Esperanza Aguirre, ha sido condenado por el juzgado de lo social número 33 de Madrid a "reponer a los trabajadores afectados en sus anteriores condiciones de trabajo" tras haber sido su empresa Cantoblanco denunciada por modificar estas condiciones de forma injustificada. Para justificar su medida, el empresario presentó en 2011 las cuentas de 2008 con pérdidas. La sentencia le obliga a devolver a los empleados sus condiciones y, además, a pagarles una indemnización.