Economía

De Guindos pasa un suave examen ante el Parlamento Europeo

El futuro vicepresidente del BCE evita las preguntas sobre su pasado y falta de imparcialidad poniendo en valor su trabajo como ministro de la recuperación

Lun, 26 Feb 2018

El aún ministro de Economía Luis de Guindos ha pasado este lunes el segundo examen ante la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo para su ya asegurado futuro puesto como vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE).

La comparecencia y posteriores preguntas se esperaba tensa, ya que De Guindos era el candidato totalmente contrario a las reclamaciones de la Eurocámara, no es mujer, no es un tecnócrata y tiene un pasado ligado a diversos puntos negros económicos como su trabajo en el fondo Leheman Brothers, la salida a bolsa de la CAM o el rescate bancario a España.

Pero, al final, ha sido un trámite poco agresivo, sin apenas ataques y derivando principalmente a cuestiones técnicas donde De Guindos se ha desenvuelto con soltura.

De Guindos ha afirmado que trabajará “con lealtad e independencia para el beneficio de todos los ciudadanos europeos” y que su paso por la política, más que restar en su nuevo puesto, le servirá para tener “una visión de conjunto”. El aún ministro considera que la política monetaria común no es “todopoderosa” por sí sola y que el buen futuro de las medidas del BCE “no hubiera sido posible” sin las iniciativas adoptadas por los gobiernos para fortalecer la Unión Económica y Monetaria, en las que participó como ministro de España.

En el turno de preguntas, la diputada socialista Pervenche Berès no ha dudado en recordarle por su pertenencia a un partido que ha tenido asuntos con “sobres”. De Guindos ha insistido en que no ha “sido miembro de ninguna lista electoral, me ha enorgullecido trabajar en el Gobierno de Mariano Rajoy”.

Desde el grupo de la Izquierda Radical, la eurodiputada de IU Paloma López le ha acusado de servilismo al norte de la UE, le ha recordado su pasado en Lehman Brother y el rescate de 60.000 millones para la banca española: “Ha sido usted uno de los ministros más denostados de Europa”.

Luis de Guindos ante la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo - PE

El aún ministro de Economía español ha respondido a las acusaciones asegurando que la situación económica española es mucho mejor ahora que cuando llegó, algo que “cualquier analista económico acepta”. Sobre el rescate bancario, matiza que su rescate fue de 40.000, no de 60.000 millones y que, gracias a él, el sector está ahora saneado y no genera dudas, como sí lo hacía antes. Sobre el caso concreto del rescate a Bankia, ha dicho que “sus gestores nunca han tenido tanta independencia” y que ellos mismos lo aseguran.

Acusación de imparcialidad

Uno de los puntos que se sabía iban a aparecer en el debate es que ha acudido como candidato a vicepresidente del BCE sin haber dejado de ser ministro de Economía de España, ante lo que el eurodiputado del PDeCat Ramón Tremosa, lo ha acusado de dañar “la apariencia de independencia” del organismo al que se va a incorporar.

De Guindos ha respondido ‘cargando el muerto’ a Mariano Rajoy, ya que él ha puesto a su disposición su cargo, y recordando que el presidente del Gobierno ha dicho hoy mismo que acometerá su sustitución la próxima semana.

Las dudas sobre la falta de independencia que llevaría De Guindos al BCE ya las ha respondido el presidente del organismo, Mario Draghi, en su comparecencia previa. Aunque sin referirse directamente al español, el italiano insistió en que la independencia del BCE “está consagrada en los tratados y protegida por los tratados frente a cualquier perfil personal”, y subrayó que al candidato se le juzgará por “su perfil y sus competencias”.

“El BCE se ha establecido como una institución independiente. Este marco institucional es nuestro mayor y principal escudo frente a interferencias políticas”, subrayó Draghi, quien incidió en la importancia de “la independencia personal” de los miembros del Comité Ejecutivo de la institución.

 

Alejandro Godoy es redactor de El Plural