Economía
Paneles en la Bolsa de Madrid. EFE
Paneles en la Bolsa de Madrid
|
Fuente
:
EFE

El IBEX baja y la prima de riesgo sube por Cataluña

El resto de Europa en verde mientras la deuda española asciende por la crisis independentista

60
Jue, 19 Oct 2017

La Bolsa española ha caído este jueves el 0,74% y ha perdido la cota de los 10.200 puntos, afectada por ya larga tensión en Cataluña después de que el Gobierno decidiera aplicar el artículo 155 de la Constitución por creer desfavorable la respuesta de la Generalitat al requerimiento que le efectuó.

Tras dos sesiones al alza, el principal indicador español, el IBEX 35, ha perdido 75,90 puntos, el hasta 10.197,50 enteros, con lo que reduce las ganancias anuales al 9,04%.

La prima de riesgo española también ha cerrado la sesión de hoy con un dato negativo situándose en 124 puntos básicos, dos más que ayer, después de que el interés del bono español a diez años haya subido del 1,619% anterior al 1,635%.

El rendimiento del bono alemán del mismo plazo, cuya diferencia con el nacional mide la prima de riesgo, se ha reducido ligeramente del 0,396% previo al 0,395%.

Así, el riesgo país de España ha cerrado al alza en una jornada en la que el Tesoro Público ha captado 4.526 millones de euros en bonos y obligaciones que han salido más caros que en anteriores ocasiones, debido a la tensión en Cataluña, con los bonos a diez años al 1,639 %, superior al 1,548 % de la puja precedente.

Con el euro al alza, a 1,184 dólares, la tendencia negativa en las bosas también ha dominado en el resto de plazas europeas, donde Milán ha liderado las pérdidas, al ceder el 0,99%; Fráncfort el 0,41%; París el 0,28% y Londres el 0,26%.

En el caso de las primas de riesgo, la española ha sido la única que ha acabado en rojo. La prima de riesgo de Italia ha bajado dos puntos básicos, hasta 163, en tanto que la de Grecia se ha elevado seis puntos básicos, al situarse en 517.

En Portugal, el diferencial del bono luso con el alemán se ha reducido a 191 puntos básicos, cuatro menos que ayer, en una sesión en la que la agencia de calificación Moody's ha mantenido en "estable" la perspectiva del sistema bancario portugués, que se verá favorecido por la "aceleración" de la economía, aunque, augura, mantendrá "débiles" sus activos y capital.