Pasivo


El término pasivo hace referencia a las deudas y obligaciones de una empresa contraídas con terceros para pagar su actividad. Son compromisos actuales de la compañía que, en realidad, fueron asumidos en el pasado (como por ejemplo, un préstamo) y forman parte del balance de situación, en el que quedan reflejados el activo y el pasivo. A modo de resumen: el activo está formado por las propiedades de la empresa; el pasivo representa sus deudas; y el patrimonio son sus recursos financieros.

Una de las principales preocupaciones de las empresas es mantener cierto equilibrio entre el activo y el pasivo. Cuando el segundo es más elevado que el primero, es decir, cuando la firma tiene que hacer frente a más deudas u obligaciones del efectivo disponible, las posibilidades de financiación se desvanecen.    

Ejemplo:

Sobre el canje, ha señalado que no se han producido en ninguna de las dos entidades modificaciones importantes del activo o el pasivo, y ha recordado que BMN fue valorada en 825 millones, por lo que la ecuación de canje fue de una acción de Bankia por cada 7,82987 acciones de BMN”.

Tipos de pasivo

  • Pasivo corriente. Son las obligaciones de la empresa a corto plazo (inferior a un año). También se conoce como pasivo exigible a corto plazo o pasivo circulante.
  • Pasivo no corriente.  Está constituido por todas las deudas que se deben devolver a largo plazo (más de un año), aunque los intereses se deben abonar durante el año en curso. También recibe el nombre de pasivo fijo o pasivo no exigible.  



Noticias relacionadas