Participación


Definición de participación

Una participación es cada una de las partes alícuotas en las que está dividido el capital social de una Sociedad Limitada. Las participaciones no se pueden fraccionar, pero sí son acumulables, y su rendimiento queda supeditado a los beneficios de la empresa.

Acciones y participaciones no son lo mismo: 

  • Las acciones son emitidas por Sociedades Anónimas, se consideran valores mobiliarios (documento acreditativo de la participación en una sociedad con anotaciones en cuenta), los accionistas tienen derecho a voto y son de libre transmisión.
  • Las participaciones son emitidas por las Sociedades Limitadas, no son valores mobiliarios, no otorgan derecho a voto y, para su transmisión, se necesita el permiso del resto de los socios. 

Ejemplo: 

“A fecha 31-12-16 se habían recuperado 3.873 millones, importe que se incrementará con la venta de las participaciones del FROB en BFA (Bankia) y BMN, y la amortización de las obligaciones obligatoriamente convertibles de Banco CEISS por 604 millones de euros”.

¿Cómo se calcula el valor de la participación en una Sociedad Limitada?

Según la teoría, el valor de la participación es la parte correspondiente de dividir el capital social entre un número determinado de participaciones. Un socio con el 5% de las participaciones, posee el mismo porcentaje de la empresa. Pero la realidad nos dice que el verdadero valor de la participación viene dado por otro tipo de factores. 

La manera más razonable de calcular el valor de las participaciones sería teniendo en cuenta el porcentaje sobre el valor total de la empresa en la fecha en la que se produzca la venta (no cuando se constituyó la sociedad) y su proyección futura. 

Participaciones preferentes

Son instrumentos financieros emitidos por cualquier sociedad que se caracterizan por:

  • No conceder el voto a su poseedor 
  • Carecer de vencimiento determinado, aunque a partir de los cinco años sus poseedores pueden cancelarlas.
  • Baja liquidez, estando esta supeditada a la consecución de beneficios por la sociedad. 
  • Riesgo elevado
  • No están garantizadas por el Fondo de Garantía de Depósitos: si el banco quiebra, el inversor es el penúltimo en recuperar su dinero (si lo hay, por delante de los accionistas).

 Ejemplo:

“Las participaciones preferentes son valores perpetuos de los que se obtienen grandes rentabilidades siempre y cuando la institución financiera obtenga beneficio”.



Noticias relacionadas