Mercados financieros


Los mercados financieros son el punto de encuentro entre ahorradores y deudores. Entendemos como tal al conjunto de normas y operadores que movilizan los activos financieros: unos los prestan a cambio de una remuneración futura; otros los cogen prestados para saldar su deuda y los devuelven posteriormente junto a unos intereses por el préstamo. 

Ejemplo:

“La estructura organizativa de esta unidad especializada está integrada por 7 expertos en gestión de patrimonio que cuentan con una amplia experiencia y conocimiento en el mercado financiero en todos sus ámbitos, para dar servicio al negocio de Banca Privada de la entidad”.

Características y funciones de los mercados financieros

Los mercados financieros deben poner en contacto a todos los agentes que desean invertir y a los que necesitan financiación. Como lugares de intercambio, reúnen una serie de características: 

  1. Cuantos más inversores, mayor número de activos y, por lo tanto, mayor amplitud del mercado financiero. 
  2. Compras y ventas libres, sin barreras. 
  3. Transparencia o capacidad de obtener información sobre el mercado.
  4. Facilidad de movimiento de los agentes participantes en el momento en el que más lo deseen o necesiten.

Tipos de mercados financieros

  • Según el funcionamiento: mercado directo o intermediario. En el primero, oferentes y demandantes se ponen en contacto entre ellos; en el segundo, las operaciones de compra/venta se llevan a cabo a través de brokers.
  • Según las características de los activos: monetario o de capitales. El mercado monetario sirve para el intercambio de activos a corto plazo; en el de capitales, los activos son a medio y largo plazo.

Ejemplo: 

“La revista Euromoney es una publicación económico-financiera con sede en Londres muy influyente en los mercados de capitales”.

  • Según la regulación: libre o regulado. En el primero, los precios se establecen por la simple concurrencia de oferentes y demandantes. El mercado regulado fija los precios de los activos a partir de una serie de mecanismos.

Ejemplo:

“Además la producción de energía es privada, la energía se compra y vende en un mercado libre pero como es un sector estratégico, el Estado se reserva la capacidad de actuar sobre “el tramo regulado” del recibo, que supone más o menos el 50% del total”.

  • Según la fase de negociación: primario o secundario. Un mercado primario es aquel en el que se emiten activos por primera vez; en el secundario se negocia con valores ya existentes.

Ejemplo: 

“La prima de riesgo española también ha sido castigada en el mercado secundario en este ambiente adverso. El bono español está en los 150 puntos básico, después de que el bono alemán a diez años cotice en negativo por primera vez en la historia”.

  • Según el plazo de las operaciones: al contado o a plazo (de futuros). En el primero, el pago de la compra de activos se realiza en el momento; en el segundo, el pago se aplaza, pero se mantiene el precio fijado en el momento de la compra.

Ejemplo:

“Se trata de una meteórica subida en la que este mes de diciembre casi probó las mieles de los 20.000 dólares -unas 19 veces su cotización de principios de año- en la víspera de su debut en el mercado de futuros CBOE de Chicago”.