Cultura

El cura que no amaba a los artistas progres

Tras 50 años en el altar el cura retira los cuadros de la Virgen y el Cristo de Eugenio Chicano, un pintor internacional, por no "inspirar devoción"

33
Mar, 6 Feb 2018

Todo el mundo de la cultura y del arte conoce y admira la figura y obra de Eugenio Chicano, pintor, muralista y grabador malagueño de fama internacional. Nacido en 1935, es uno de los más representativos artistas de la denominada “Generación de los 50” malagueña. Es además un creador comprometido socialmente, progresista y con alta credibilidad y afecto entre los artistas de distintos países y muy especialmente, en su tierra.


Un mural hecho por vecinos y el artista
Eran los inicios de la década de los 70 cuando Eugenio Chicano finalizaba una de sus más representativas obras de arte. Se trataba del mural de Santa Rosa de Lima en la ciudad que lo vio nacer y donde reside actualmente. Posteriormente firmaba otro gran trabajo para una parroquia local, la del Santo Ángel. Una de las características que le aporta más originalidad a este mural es que en su elaboración colaboraron los vecinos del barrio así como obreros de fábricas cercanas. Esta obra vuelve de nuevo a la actualidad pero por otros motivos más allá de su altísimo interés plástico y artístico, algo nada extraño pues Eugenio Chicano es un pintor de reconocido prestigio y fama mundial.

Intelectual internacional y comprometido
Chicano ha expuesto en salas de todo el mundo. Fue íntimo amigo en Italia de Rafael Alberti y participó en los círculos que unían a la intelectualidad y resistencia antifranquista malagueña. Su compromiso social y político lo llevó a París durante el "Mayo francés". Su abundante producción le hizo que su trabajo se admirase en numerosas exposiciones en Italia, Francia, Alemania, Suiza, Yugoslavia, Polonia, Méjico, India y, por supuesto, España. Durante su época más prolífica vivió en Italia. Actualmente reside en Málaga donde sigue trabajando.

Reconocimientos y premios
Es miembro de la “Academia Tiberina” de Roma, Insignia de la “Unión de la Legión de Oro” de la O.N.U.,  representó a España en la Bienal de Venecia, 1982, premio “Ambrogino d’Oro” de Milán, Medalla “Picasso” del Ayuntamiento de Málaga, Insignia de Oro del Ayuntamiento de Cádiz, Director de la Fundación Pablo Ruiz Picasso, “Premio Andalucía” de Málaga 2007 de la Junta de Andalucía, Medalla de Oro de la Provincia de Málaga, Académico de la European Academy of Sciences Arts and Letters, Hijo Predilecto y Medalla de la Ciudad de Málaga, Miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo... y así de manera innumerable.

Ignorancia o sectarismo
Con este amplio currículum no se entiende salvo desde la ignorancia o el sectarismo que el párroco de la Iglesia de Santo Ángel haya decidido retirar  y que feligreses y visitantes no vean en el templo dos de las más representativas obras de Chicano: la ‘Virgen de la Tralla’ conocida popularmente como ‘La Virgen del Copo’ (19171)  y el ‘Cristo crucificado’ (2011). Fueron donaciones del artista a la Diócesis de Málaga y que presidían el altar. El cura responsable de la parroquia dice que él no entra en asuntos de índole  artística sino que para atraer al culto son necesarias imágenes que “inspiren devoción” y estas no lo inspiran.

Protesta de artistas
Ante la protesta de feligreses y artistas sorprendidos por tamaña decisión, el Obispado se ha quitado de en medio, opina que es una decisión del párroco y le ha pasado la pelota al departamento de Patrimonio de la Diócesis para que sea este quien se moje en polémico anuncio que en Málaga está alcanzando unos niveles altos de debate a favor del artista. Con la decisión del cura la ‘Virgen del Copo’ de Chicano se oculta detrás de un pequeño altar que se le añadido para tapar la imagen de esta virgen. Se trata de una obra “más realista”. Con respecto al ‘Cristo crucificado’ se ha sido más tajante aún y directamente se le ha sustituido por otro.

Una gran obra la retirada
Uno de los especialistas en historia del arte más solventes de Málaga, Jorge Cabrerizo, ha hecho pública su crítica a la decisión del párroco afirmando que  “Este conjunto es una de las obras religiosas más representativas del pintor”. “Ha sido una pieza muy incomprendida, pero es una de las más importantes dentro de su producción”. “La ‘Virgen del Copo’ forma parte del altar desde hace 50 años, y el ‘Cristo crucificado’ la donó Chicano en 2011 para dar coherencia estilística a todo el conjunto para su uso litúrgico”

"Susto al arte contemporáneo"
El artista, enterado ya del asunto y que reside en Málaga, no ha podido acudir a ver qué ha ocurrido con su obra por su delicado estado de salud. Ha manifestado su queja afirmando que es “toda una barbaridad y debe de respetarse la obra de los artistas. Razona Chicano que la Virgen del Copo está integrada en el altar “desde hace 50 años y nadie ha dicho ni pío. Es más, para los vecinos del barrio es un símbolo muy querido". Recuerda como contó con la colaboración de dicho vecinos para su confección por lo que considera que supone “un agravio también para ellos. Se queja Chicano de que no deberíamos a estas alturas asustarnos del arte contemporáneo.