La comedia que llega esta semana a los cines españoles fue proyectada en el festival internacional de cine de la Seminci de Valladolid a finales de octubre. Con motivo de esa proyección el diario El Norte de Castilla recogió la polémica que había envuelto inicialmente al film, ya que en la Santa Sede temían enormemente su contenido e incluso el periodista vaticanista Salvatore Izzo instó a su boicot. Tras conocer el contenido de la película, El Vaticano optó por el silencio.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=4uu7RvXRHWY[/youtube]

Católicos indignados
La web Infocatólica recogió con frialdad y prudencia la proyección de la Seminci, pero sirvió de foro para que sus lectores cargaran contra la película supuestamente después de haberla visto. Así, se vertieron decenas de opiniones como que era "absurda y ridícula" o "nauseabunda y completamente atea" o "farsa sumamente idiota e impropia de un festival que antes era religioso y de valores humanos".