"¿Es posible que esta empresa no haga el ridículo cada día en los medios de comunicación? ¿Ha tenido en cuenta este señor cuántos puestos de trabajo se podría salvar en esta casa con el dinero que, a través de una empresa interpuesta o lo que sea, se lleva a casa? ¿No tenemos en Canal 9 periodistas, cámaras, montadores... para hacer mejor que nadie y seguramente mejor que Intereconomía o trinkela producciones o como se diga estos documentales?", se preguntaron los trabajadores.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=z1v0vpuCJ0Q[/youtube]

Dimisión de Trinkela y Jaraba
Tras este mensaje dirigido a los directivos de Canal 9, los trabajadores, al grito de "¡Trinkela, devuelve la pela!", entraron en las instalaciones de la cadena para continuar con la protesta. Además pidieron la dimisión del director general de RTVV, José López Jaraba por permitir el derroche. "Ahora que sabemos por Camps que hay un delito de cohecho activo y otro pasivo y que uno paga y otro cobra.... ahora sabemos quién cobra. Lo que queremos saber es quien paga. Y si el que paga es el señor Jaraba tenemos dos peticiones, la primera  Trinkela torna la pela y la segunda, Jaraba dimisión", comentaron irónicamente.

Una reposición a precio de oro
Según destapó el diario El País, Canal 9 compró a la productura Triskel Audiovisual -vinculada con Quintela- tres documentales por 634.000 euros, un precio desorbitado para tres reportajes que podrían haber realizado sin problemas los trabajadores de la casa y que multiplica por 150 el precio de mercado de un reportaje de actualidad. Además los tres reportajes se han emitido en estos tres últimos meses en la derechista cadena Intereconomía -de la que el propio Quintela fue directivo-. En Canal 9 sólo se ha emitido uno de ellos, dedicado a la figura de Baltasar Garzón y sus problemas judiciales desde un punto de vista muy crítico hacia el juez. Previamenta ya se había estrenado en Intereconomía. En esta reposición para los telespectadores de la cadena pública valenciana, obtuvo apenas un 3,3% de audiencia al ser visto solo por 78.000 espectadores.