Michael Schumacher. Foto de su cuenta de Twitter Michael Schumacher. Foto de su cuenta de Twitter



Michael Schumacher sigue teniendo grandes problemas de memoria, pero ha sido capaz de reconocer a su mujer y a sus hijos, según ha desvelado el amigo personal del piloto alemán Philippe Streiff, en una entrevista en Le Parisien.

En su casa de Suiza
Strieff, también expiloto y en silla de ruedas tras un accidente en coche, ha aclarado que Schumacher aún no puede hablar y que hay que ser cautelosos sobre su evolución. El siete veces campeón del mundo en Fórmula 1 permanece en su casa de Gland (Suiza), a donde fue trasladado en septiembre tras despertar en junio de un coma y después de pasar un tiempo en una clínica de rehabilitación de Lausana (Suiza). Sufrió lesiones en el cráneo mientras esquiaba en Méribel (Alpes franceses), según recuerda el diario francés.

Los médicos no se ponen de acuerdo
El futuro de la recuperación de Schumacher es incierto y, según recoge el diario As, no hay unanimidad sobre esta cuestión por parte de los médidos. Algunos creen que quedará en silla de ruedas sin poder hablar el resto de su vida y otros, que con el transcurso del tiempo podrá recuperar algo parecido a una vida normal. Los médicos que le han tratado consideran que "estar con su familia puede ayudarle".