rajoyneitorQuién se lo iba a decir a El Grande, El Más Grande. En momento alguno se lo pudo imaginar la Lideresa, la más lideresa a este lado del Manzanares. Incluso el maestro, Don Manuel, donde se encuentre estará todavía preguntándose “Pero hay que ver lo que aprendió el chico… y no lo parecía. Al final resulta que Mariano es un buen elemento… político”. Esto último es figurado, imaginado, pura fantasía… Lo anterior estoy seguro de que sí se ha producido, aunque a cualquiera de los protagonistas a los que se les pregunte dirán que es mentira.

Mariano Rajoy ha sorprendido a propios y extraños. A sus amigos y, sobre todo, a sus enemigos; a sus compañeros de partido y a los de enfrente (en el PP o en el otro lado del charco parlamentario). A los de León y a los de Cádiz (los de Pontevedra juegan con ventaja, pero algunas cuestiones han provocado más de un respingo); en definitiva, son muchos los sobresaltos generados por algunas de las decisiones adoptadas por aquel chico espigado, con barba, cuya foto más repetida era en los toros y con un puro. Siempre bien colocado pero de suplente, incluso cuando era ministro. Un segundón de buena familia que parecía agradecer ese papel. Muchos aplaudieron por interés cuando El Grande, El Más Grande, utilizó la democracia interna de Génova y posó su dedo sobre él. Se rumorea que el mismo guardián de las esencias patrias, es decir, el del dedo cohesionador está estupefacto por algunas medidas del que considera su pupilo (de forma equivocada porque los padrinos de Rajoy proceden de la esquina noroeste de esta gran nación). Esa sorpresa explicaría por qué en su enésimo libro de memorias ‘bienpagás’ ha preferido aclarar que el gallego fue segundo plato.

Quién no recuerda la transformación del ‘Bambi’ Zapatero; aunque para ser sinceros esta metamorfosis no la hemos conocido hasta estas semanas, con la campaña de propaganda de esa obra de literatura fantástica que protagoniza. En la misma se nos describe un cambio en su actitud propio de cualquier personaje de Marvel ¡y con malos, traiciones y todo!

Llegados a este momento del partido se puede afirmar con rotundidad, y así lo hacen algunos dirigentes populares de anteayer, ayer, hoy y mañana, que ZP, con cartas amenazadoras de los villanos del BCE o no, recupera su rol de cervatillo ‘disneyriano’ al lado de Rajoy. En estos dos años de legislatura ha dado más pasos hacia delante en lo que regresar al pasado/presente ideológico se refiere que el mismísimo Grande, El Más Grande. Educación, legislación laboral, justicia, aborto, privatizaciones, tesoreros encarcelados, dependencia, dinero para los bancos, control absoluto de los medios de comunicación públicos, muchas mentiras hacia su persona “salvo algunas cosas” y de guinda… la nueva Ley de Seguridad Ciudadana (todavía en construcción) que rememora aquellas normativas de otro gallego ilustre contra “Vagos y Maleantes”.

Él se ha convertido en la esencia de todo lo que su partido no se atreve a decir de viva voz. Muchos, desde aquel noviembre de 2011, han dudado de su capacidad de gestión y liderazgo. Incluso antes, allá por 2008 con su inseparable Paco (no el Papa, sino el que trajo al otro Papa, a Benedicto) salvó los muebles de su posición dentro del partido con holgura, dejando a gente como Esperanza Aguirre con un palmo de narices. ¡Es que los de ahí arriba somos…!

Después de todo esto no es extraño que algunas compañías jugueteras hispanas pertenecientes a Fondos de Inversión de Singapur estén preparando el juguete para estas navidades: El Rajoyneitor. Con una de sus armas secretas, la televisión de plasma, llega para quedarse y salvar al mundo de los malos malísimos. Además de “los chuches” (en Pontevedra lo decimos así) le acompañará su tropa: Soraynox (fría como el acero), MariCospe (siempre dispuesta a sacrificarse en directo y en diferido) y Toromontoro (el fiel escudero guardián de cueva, capaz de convertirse en cualquier personaje al estilo Mortadelo pero con más clase). Algunos de sus enemigos son solo una idea porque hay discusiones entre los diseñadores y no lo tienen claro. Sin embargo, los tiros podrían ir por Pachilo, Chac o Artumás. Otra, sin embargo, está casi concluida: la Chulapa, mujer de armas tomar que defiende lo suyo a costa de lo que sea y siempre con su mejor arma: la AK-Populism.

Aunque todavía es proyecto lo cierto es que está en marcha. No obstante, debido a que la empresa que se encarga del desarrollo de la idea está inmersa en un ERE que la dirección negocia con UGT, confiesan desde el interior que hay signos incipientes de que saldrá adelante. Incluso disponen ya del lema que utilizarán, tanto en los sobres donde irá empaquetado El Rajoyneitor, como en la publicidad para su lanzamiento: “Quita ahora para devolverlo con creces. La Razón le acompaña”.

Desde luego, esta especie de Geyperman galaico acojona… tanto o más que el original.

Pincha aquí para acceder al blog Crónicas Lerenses