La semana pasada uno de los protagonistas en todos los medios de comunicación fue, sin duda, Ángel Hernández, el hombre que ayudó a morir a su mujer María José Carrasco, enferma terminal.

Uno de los programas en los que apareció fue Espejo Público. Dicha entrevista causó mucho revuelo y fue criticada en las redes sociales por una pregunta de Susanna Griso. La presentadora quiso indagar en si Ángel grabó los vídeos ayudando a morir a su mujer “para incidir en el debate electoral”.

Esta mañana la periodista ha querido volver a pedir disculpas delante de las cámaras, después de ya publicar unos tuits rectificando la manera en la que formuló la pregunta.

“Pude formular mal la pregunta, ustedes la han escuchado, pero sigo pensando que era pertinente. Y les pido que antes de juzgarme, vean la entrevista entera”, ha apuntado la periodista su intervención al inicio de su programa matinal.

Después, Griso siguió con su rectificación: “Algo debí hacer mal a la vista de las reacciones suscitadas. Pido perdón, humildemente, por ello. Personalmente creo que a todos nos asiste el derecho a vivir y también a morir con dignidad evitando sufrimientos innecesarios ante enfermedades irreversibles. Es, creo, una asignatura pendiente en este país”.

La presentadora ha continuado diciendo que “encajo las critica, las acepto, me enseñan a ser humilde y sincera”.