Por muchas series o programas de estreno, la gran estrella de la nueva temporada de Televisión Española sigue siendo Mariló Montero, incluso con ayuda de sus jefes. Tras la primera polémica por la intención de la presentadora de sustituir a los trabajadores fijos de RTVE de su programa por la productora Zeppelin, el desmentido desde la dirección y la reafirmación de UGT, ahora es el propio director de TVE el que alarga el debate.

José Ramón Díez, durante su visita al FesTVal celebrado en Vitoria, afirmó que “nunca se ha pensado en prescindir de los empleados fijos. Sí es cierto que durante los últimos meses y para preparar secciones se ha hablado con productoras, pero en ningún momento se ha pensado prescindir de los trabajadores fijos. No obstante, no descarto que en un futuro productoras privadas puedan apoyar secciones o bloques”.

Ascenso incluido
La renovación de Mariló Montero, que en un principio no estaba nada clara, ha venido cargada de otra demanda además de la de la renovación de su equipo. La presentadora ha sido ascendida a directora adjunta del programa, hecho que ha sido considerado por Ramón Díez como un “reconocimiento” a sus siete años de trabajo. Sobre la dirección de su contrato, que será de seis meses, el director de TVE ha explicado que no incluirá cláusulas sobre datos de audiencia y que éste podrá ser rescindido en cualquier momento.

José Ramón Díez ha querido zanjar la polémica en la presentación de la nueva temporada de TVE reafirmándose en que nunca han pensado prescindir de Mariló Montero: “Es una gran profesional, que levanta polémica. Sabemos que no es perfecta, pero seguimos queriéndola en La 1”.