[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"24064","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-329488","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"640","height":"320","alt":"Concentraci\u00f3n de los trabajadores de RTVCM contra Nacho Villa"}}]] Concentración de los trabajadores de RTVCM contra Nacho Villa



Nacho Villa no ha podido soportar la presión mediática y en la mañana del lunes reculaba en su intención de expedientar a la periodista, Esther Garrido, que se negó a manipular una información y fabricar unas declaraciones ad hoc a petición de la subdirectora de informativos de “Telecospedal”, como ha publicado ELPLURAL.COM. Este lunes, decenas de trabajadores han decidido sumarse a la concentración que condena las formas de dirigir el ente público que tiene el exlocutor de la cadena de los obispos y sus inmediatos colaboradores, mostrando, además, su apoyo a Garrido y su defensa de la deontología profesional que Villa y “los suyos han pisoteado desde que tomaron las riendas de la televisión”, concreta un periodista que ha sufrido en sus carnes el apartheid profesional al que han sido sometidos todos aquellos que se negaron a participar de “la manipulación y de una información dirigida, sesgada y partidista”, concreta.

“Nunca quise expedientarla”
El caso es que Esther Garrido se ha presentado en el “despacho de los despidos”, como lo catalogan nuestras fuentes, acompañada por la presidenta del Comité de Empresa, Cristina Corcuera, por una abogada laboralista de CC OO y por un buen número de delegados sindicales que, según testigos presenciales, han inundado, literalmente hablando, el lugar de reunión al que ha asistido Nacho Villa y un secretario encargado de levantar acta. Ni rastro de la directora y subdirectora de informativos; ni rastro de otros destacados miembros del staff directivo; sólo Villa y un “notario”; sólo las palabras del director de “Telecospedal” que, tras dar marcha atrás en su decisión de expedientar a la periodista que se negó a satisfacer el antojo manipular de Yolanda Guirado, ha negado la mayor asegurando que nunca estuvo en su mente aplicar medidas correctivas contra la periodista rebelde, dirigiéndose a los presentes como un “director accesible”.

Cuatro años sin recibir al Comité de Empresa
“¿Accesible?”, se preguntan miembros del Comité de Empresa, cuyos representantes nunca han sido recibidos por la dirección de “Telecospedal”, en una nueva anomalía democrática y una sesgada forma de entender las relaciones profesionales entre el equipo directivo y el resto de la plantilla. “Le hemos mandado decenas de cartas y requerimientos; le hemos pedido numerosas reuniones y entrevistas; le hemos instado a respetar el convenio colectivo y recordado en decenas de ocasiones los derechos de los trabajadores que este hombre ha obviado sistemáticamente, como queda probado en el acta levantada por la Inspección de Trabajo…y todo ello sin respuesta”, señalan a este periódico las fuentes consultadas.

¿Y si Villa no estuviera capacitado?
El caso es que Nacho Villa es, hoy por hoy, el periodista actualmente más criticado y malmirado del panorama profesional de España, muy por encima del ínclito Paco Marhuenda, director de La Razón. Tanto es así, que un grupo de profesionales de Radio Televisión Castilla-La Mancha se preguntan si “Ignacio Villa está en condiciones mentales de dirigir un ente público tan importante”. Profesionales que barajan la posibilidad de pedir una prueba sicológica para determinar la idoneidad del todavía director de “Telecospedal”, máxime después de escuchar sus “contradictorias explicaciones” en la reunión mantenida con Esther Garrido y con los enlaces sindicales y la abogada de CC OO.

Page pide por enésima vez su dimisión
Y es que las sospechas de estos periodistas tienen cierto fundamento, porque de otra forma es difícil explicar y justificar su negativa a dimitir, a pesar de que el presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se lo venga exigiendo desde la misma noche electoral del 24 de mayo cuando se supo que Cospedal no podría volver a gobernar la comunidad. Así, el jefe del Ejecutivo regional ha vuelto a mostrar este pasado fin de semana su “solidaridad absoluta” con los trabajadores de la plantilla de RTVCM, y reprochaba que, en esa situación de interinidad, se esté persiguiendo a trabajadores de la casa y provocando una situación de tensión entre la plantilla y la dirección, asegurado que, antes de que acabe el presente mes de julio, se debe haber producido “el cambio” en la dirección de este Ente Público.