[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"23806","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-337585","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"320","alt":"Carmen Mart\u00ednez de Castro toma posesi\u00f3n de su Secretar\u00eda de Estado de Comunicaci\u00f3n en presencia de su jefa, la ministra de Presidencia Soraya S\u00e1enz de Santamar\u00eda \/ Foto PP"}}]] Carmen Martínez de Castro toma posesión de su Secretaría de Estado de Comunicación en presencia de su jefa, la ministra de Presidencia Soraya Sáenz de Santamaría / Foto PP



Algunas voces de la prensa conservadora se quejan periódicamente de un presunto desdén del PP por los medios de comuicación, y Alfonso Rojo ha llegado a decir como despedida de Telemadrid que la derecha no sabe "manipular". En realidad el sesgo de los medios que controlan las Administraciones del PP, como en el caso de TVE, Telemadrid o hasta hace poco Televisión Castilla-La Mancha, está fuera de toda duda, el problema es que la burda instrumentalización de esos canales no ha contado con el respaldo de la audiencia. Periodistas como Julio Somoano o Ernesto Sáenz de Buruaga son la prueba de esos batacazos.

Una influencia muy jugosa antes de las elecciones
El Gobierno se mueve mucho mejor en los ámbitos que no controla directamente, moviendo hilos en medios privados que, esta vez sí, cuentan con prestigio, audiencias consolidadas y lo más deseado antes de las inminentes elecciones generales: influencia. Y es en la radio donde los téntaculos de Moncloa y de la vicepresidencia de Gobierno están logrando muchos de los goles que han fallado en las televisiones públicas cuando tenían aparentemente todo a favor.

La secretaria de Estado de Comunicación, señalada como la muñidora
El desembarco de Carlos Herrera en la COPE supuso meses de negociaciones por parte de la cadena episcopal pero también algunas maniobras desde el Gobierno. ELPLURAL.COM ya informó, coincidiendo con una entrevista en la que Herrera se entregó al presidente de Gobierno, de que Moncloa había dado el visto bueno al desembarco del locutor en la cadena episcopal. Dos personas se perfilaron entonces como claves en el proceso. Por un lado, la ex jefa de prensa de Rajoy y actual secretaria de Estado de Comunicación de Moncloa, Carmen Martínez de Castro, que trabajó codo con codo con Herrera en Onda Cero y es amiga personal del locutor, quien no tiene inconveniente en ponerla por las nubes. Y por otra parte, la vicepresidenta del Gobierno y colaboradora de máxima confianza de Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría.

La 'carambola' soñada por Moncloa
La Secretaría de Estado de Comunicación de Martínez de Castro depende orgánicamente del ministerio de Presidencia, es decir, que reporta directamente a Sáenz de Santamaría. Y en su momento se apuntó que la preocupación del Gobierno era minimizar los daños en la emisora Onda Cero con la salida de Herrera -Onda Cero es una emisora de Atresmedia, es decir, también Antena 3 y laSexta-. Pero se ha producido la 'carambola' soñada por Moncloa y por la ministra de Presidencia. Onda Cero cubrió ya antes del verano la salida de Herrera en sus mañanas llevando a esa franja a una de sus voces más carismáticas, Carlos Alsina, que hasta entonces conducía la tarde-noche con La Brújula. Eso dejaba a su vez otra hueco en esa franja, ¿y quién lo ocupará? Pues nada menos que el que ha sido durante esta legislatura el director de comunicación del ministerio de la Presidencia, es decir, de Sáenz de Santamaría: David del Cura.

Un colaborador de la vicepresidenta en programa clave de Onda Cero
David del Cura fue la mano derecha de Herrera en Onda Cero e incluso su sustituto cuando era menester, como ha recordado la propia Onda Cero en el perfil difundido al anunciar el fichaje. Y también ha trabado con Martínez de Castro. Es cierto que ha sido un hombre con una larga trayectoria en la emisora de Atresmedia, pero ahora vuelve curtido por la experiencia de Gobierno y con la agenda más cargada, un arma de doble filo porque eso significa más facilidad para contactar con determinados pesos pesados pero también para recibir llamadas. Muchos se acostarán escuchando a Del Cura en Onda Cero y se levantarán oyendo a su excompañero Carlos Herrera en la COPE, para satisfacción de Martínez de Castro, Sáenz de Santamaría y Rajoy. Y todo justo antes de las citas claves con las urnas.