El desprestigio que está consiguiendo TVE en este periodo de gobierno del PP, con Julio Somoano al frente de sus informativos, no deja de derribar récords.., negativos. Si históricamente había un momento en el que los españoles elegían con total fidelidad a la televisión pública era para los momentos institucionales: discursos del Rey, actos en el Congreso... Se acabó. Ya ni eso.

Este lunes por la mañana, Mariano Rajoy hizo una declaración institucional para explicar los recursos que presentaba el Gobierno ante el Constitucional como respuesta a la decisión de Artur Mas de convocar la consulta en Cataluña. La intervención la siguieron, sumando todas las cadenas de cobertura nacional, 2.400.000 personas.

La 1 por detrás de Cuatro y La Sexta
Pues de ese total.., tan sólo 285.000 lo hicieron a través de La 1. Una cantidad ínfima, ridícula, de espectadores que lleva a ese dato sin precedentes: Un acto oficial es seguido por más españoles en cualquiera de las cadenas que por la pública. En concreto, TVE quedó en quinto lugar, detrás de la más seguida, Tele 5.



Las cifras: a Rajoy le vieron en la cadena de Mediaset 749.000 espectadores, es decir un 19,6 de cuota; en Antena 3, 614.000, con una cuota del 16.2; Cuatro acumuló 432.000 espectadores, 11.5; La Sexta, 310.000, y un share del 8.2. Y sólo al final, en quinto lugar, esos 280.000 espectadores que vieron a Rajoy en La 1, con una paupérrima cuota de un 7.4.

Al PP, en su desprecio por la televisión pública se le ha ido la mano, evidentemente. Ya no puede utilizarla como vehículo de 'adoctrinamiento'. Estas cifras son el resultado de un descrédito que tiene mucho que ver, seguramente, con el empeño de 'despolitizar' y, con certeza, el de la pérdida de credibilidad.

Ocultando a Mas
Por ejemplo. Así como el lunes, aunque con poco éxito a lo visto, La 1 dio entero y en directo el discurso del Presidente del Gobierno desde Moncloa, el sábado no sólo no dio el de Artur Mas, sino que pareció empeñada en ocultarlo.

Nos explicamos. TVE replica los sábados y domingos por la mañana, y hasta aproximadamente las 11 de la mañana, la señal del Canal 24 horas en La 1. Lo hace siempre..., excepto este sábado, cuando decidió echar mano a su archivo y reponer un documental llamado "Fabricando en España". Así jugaba, en un esfuerzo ridículo, a ocultar a sus espectadores mayoritarios, los de La 1, lo que estaba sucediendo.

Claro que en su camino de descrédito y falta de 'auto respeto' profesional, en el Canal 24 horas, un todo noticias, recordamos, se limitó a informar del hecho, sin considerar necesario realizar una mesa redonda sobre el asunto, con algún analista...

En realidad los datos sobre ese esfuerzo de 'despolitización' de la televisión pública, que corren paralelos a la manipulación y la censura, se manifiestan de muchas formas. Alguna muy espectacular. Por ejemplo, TVE en estos momentos carece de un programa de debate. El diseño de su decorado, sigue atrasando la puesta en antena del programa de este tipo que debe presentar su director de Informativos, Julio Somoano... Eso, claro, si el nuevo presidente de la Corporación da su consentimiento.