Carlos García Hirschfeld en las instalaciones de Marca. Foto: Marca Carlos García Hirschfeld en las instalaciones de Marca. Foto: Marca



Carlos García Hirschfeld ha contestado a todos los que le han criticado por aceptar la presentación de Punto Pelota tras el despido de Josep Pedrerol. En una entrada de su blog titulada 'El hijoputa', el periodista recopila todos los adjetivos que ha leído sobre él en las últimas horas, "desde hijo de mala madre, traidor, esquirol, mal compañero, ladrón, imbécil, arrastrado...".

“Menos mal”
Acto seguido Hirschfeld lanza la siguiente reflexión: “Menos mal que mi madre no tiene Twitter. Y lástima que no sea analfabeta, porque si hoy entra, por ejemplo, en algunos periódicos digitales no leerá cosas bonitas sobre su hijo”.

Cómo entró en Intereconomía
Hirschfeld también razona por qué aceptó entrar a formar parte de la cadena que preside Julio Ariza y se vio obligado a preparar un programa en menos de cuatro horas. “Recibí una llamada a mediodía en la que se me preguntaba su estaba dispuesto a hacerme cargo del programa esa misma noche. Uno de esos aquí te pillo aquí te mato tan típicos de nuestra profesión. No fue fácil. En ningún sentido. La mitad del equipo habitual no estaba allí”.

Compromiso con Intereconomía
“No fue el programa ideal de ninguno de los que estábamos allí. Ni en el plató, ni fuera de él. Pero lo hicimos y esta noche tenemos el compromiso de hacer otro y conseguir que la nave vuelva a navegar sin zozobras cuanto antes”, argumenta el periodista deportivo.

“Cabreo” en torno a su fichaje
Por último, Hirschfeld asume el “cabreo” que se ha formado en torno a su fichaje, pero pide que la gente le comprenda: “Además de periodista soy empresario.  Como nos pasa a todos por la cadena de impagados en la que se ha convertido este país, llevo casi un año pasándolas más que canutas con mi empresa para llegar a fin de mes y poder pagar las facturas. Hace meses tuve que despedir a todos mis trabajadores”.