Según se encargó de difundir el jueves Moncloa, Barack Obama aseguró ante Mariano Rajoy que las reformas económicas en España están funcionando, en un encuentro entre ambos en el marco de la cumbre del G-20 en San Petersburgo. Más tarde se difundieron unas imágenes en las que ambos conversan mientras se dirigen por un pasillo a la sala de reuniones de la cumbre.

“¿Exceso de euforia?”
Este encuentro ha sido este viernes objeto de debate en la tertulia política de ‘Espejo Público’ de Antena 3, donde la conductora del espacio, Susana Griso, le ha preguntado al director de La Razón, Francisco Marhuenda, si no había sido “demasiado” y un “exceso de euforia” titular en su diario que España es “un ejemplo en el G-20” [el vídeo puede verse aquí a partir del minuto 9:00].

“Encuentro muy informal en los pasillos”
Marhuenda ha defendido la línea editorial de su diario insistiendo en que a pesar de los presagio ha habido rescate en España y que el rescate bancario fue un “préstamo privilegiado”, así como que “la recuperación está llegando” a la macroeconomía aunque todavía no se note en la calle.

Ignacio Camacho (ABC) admitió que la conversación Obama-Rajoy fue un “encuentro muy informal en pasillos” pero subrayó que el espaldarazo “pactado o no” era “un éxito de Rajoy” y ayuda a generar un climas de opinión favorable hacia España.

“Parecía la foto-finish a ver cuándo salía Obama…”
Sin embargo, Toni Bolaño ‘pinchó’ el globo de la imagen e instó a “poner los pies en tierra” ante el “entusiasmo desmedido de Paco”. “Las reformas son maravillosas, ¿para quién? Miles y miles de ciudadanos están ‘entusiasmados’ con las reformas…”, ironizó el periodista también de La Razón. Y reveló algunos detalles de cómo se produjo la conversación: “Parecía la foto-finish, a ver cuándo salía Obama por el pasillo para salir por el otro lado y conseguir dos minutos de gloria… La primera filtración de Moncloa hablaba de breve reunión… ¡pero si se vieron en un pasillo!”.

“No podemos hacer de chicos provincianos porque Obama nos ha tocado el hombro”, insistió Bolaño, para el que Obama se limitó a ser “educado” con Rajoy, preguntándose que “a ver cuándo nos cita a la Casa Blanca”.

El posible coste de la imagen
Pero la cuestión más inquietante sobre el breve intercambio de frases la dejó caer Camacho: “Una pregunta malvada o cínica… ¿el espaldarazo ‘pasillero’ a la economía y una posible intervención a favor de los Juegos Olímpicos valen un sí a Siria?”.

El Gobierno español apoya a EEUU
Este viernes por la tarde se ha conocido que España –a pesar de que Rajoy lleva varias semanas de perfil en este asunto- se ha marchado del G-20 firmando una petición de apoyo a EEUU para reclamar una “respuesta fuerte” en Siria, y Rajoy ha reclamado “celeridad” a los inspectores de la ONU que investigan el presunto ataque con armas químicas del régimen de Bashar Al-Asad. Pero se habrían producido gestos previos significativos. La semana pasada y coincidiendo con la escalada del discurso belicista de EEUU, partió desde Ferrol la fragata española 'Blas de Lezo’ con destino a Siria, según informó El Correo Gallego.