Como no podía ser de otra manera, el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, ha concedido su primera entrevista televisiva en 'su' canal, 13TV, concretamente en 'El Cascabel al gato'. El arzobispo de Valladolid se ha mostrado cómodo y ha insistido en su intención de ofrecer "compasión" y hacer de la Iglesia "un lugar habitable para todos", insistiendo en su sintonía con el papa Francisco.

Tema candente en su propia casa
Blázquez no quiso en cualquier caso hacer autocrítica sobre el devenir de la Iglesia católica española y solo apuntó que "los altos en el camino ayudan a reorientarnos". Pero el nuevo presidente de los obispos tiene sobre la mesa varios puntos urgentes, como la "vergüenza" que el estilo agresivo de los medios episcopales produce en sectores progresistas de la propia Iglesia.

"No queremos atacar"
"Nosotros no queremos atacar", aseguró en un momento dado. Pero en esos mismos estudios en los que le entrevistaban se han producido muchos excesos en los últimos meses, como un periodista diciendo que los emigrantes se ahogan solos como respuesta a la polémica de los ahogamientos frente a la costa de Ceuta mientras la Guardia Civil disparaba pelotas de goma. El nuevo presidente de los obispos mostró en cualquier caso la cara amable: "Nosotros hemos emigrado, tenemos que tener la experiencia del sufrimiento de las personas que dejan su familia y su hábitat en busca de una vida mejor". Subrayando que la inmigración de ser "ordenada" y que las fronteras no son solo de España sino también de la UE, pero sin "aseatar" a nadie como el que está en la "almena de un castillo".



Ya le comparan con Francisco
Isabel Durán, que cuenta con espacio propio en la cadena, se mostró entusiasmada con el hecho de que recién elegido presidente de los obispos Blázquez se agachara a recoger un cuaderno que se le había caído a un periodista, y comparó el gesto con el papa Francisco lavando pies. "El estilo es el hombre", insistió Blázquez para reclamar "autenticidad" en el comportamiento.

Más política de gestos... ¿habrá cambios de fondo?
También ha tenido un gesto al referirse a su paso por Bilbao como arzobispo al asegurar que intentó acercarse a su archidiócesis "a través del aprendizaje de la lengua" y "aprendí Euskera para impartir la Eucaristía en esa lengua", mientras que el presentador del programa destacaba que había jugado al frontón en su juventud. La política de gestos está clara, pero para comprobar si algo cambia en 13TV, habrá que esperar.