Tras la imprevista victoria del PSOE en 1993 comenzó a ponerse en marcha. Los últimos tiempos del ‘felipismo’ vieron muchos de estos casos. Había que asegurarse que la victoria socialista no se repitiera. Y aunque por poco, no se repitió. Rato y Aznar supieron agradecer el papel que en aquel momento jugó el director del diario ‘El Mundo’ ¿Recuerdan la foto del balcón de Carabaña?

La ‘Operación Campeón’
Ahora, siguiendo paso por paso el ‘método’, se ha puesto en marcha la ‘operación Campeón’, el caso de corruptelas del empresario gallego Jorge Dorribo. Lo irónico es que en este caso lo único incontestable es que dos altos cargos del PP gallego están involucrados, hasta el punto de que uno de ellos ha presentado su dimisión. Pero la diana de todo, está claro, se ha puesto aún así en José Blanco, quien según ‘El Mundo’ habría actuado para facilitar que una empresa farmacéutica de Dorribo consiguiera ilegalmente una serie de subvenciones del ministerio de Sanidad. Ayudas, por cierto, que no se le dieron.

El ministro de Fomento ha respondido a las acusaciones poniendo una demanda judicial contra el empresario Dorribo. La justicia tiene que dictaminar este caso y se verá cómo concluye. Pero hay otras ‘grandes exclusivas’ de ‘El Mundo’ cuyo resultado ya ha quedado claro, y que también han seguido el ‘método pedrojota’. Para no hacer la lista interminable, miremos sólo las de esta legislatura que ahora acaba.

El ‘caso Extraco’
A mediados del pasado mes de enero con todo despliegue El Mundo publicaba una información asegurando que Xoan Cornide, el director gerente del PSOE, había intermediado para que el Ministerio de Fomento adjudicara contratos a la empresa Extraco.  Según el diario de pedrojota, Cornide había recibido una serie de correos electrónicos del presidente de Extraco pidiéndole que moviera sus influencias para “dar un empujón” a las ofertas de esta empresa frente a otras. Como en el actual ‘caso Campeón’, Extraco no resultó adjudicataria de los contratos para los que se presentó.

Pero es que además este caso había sido ya investigado por la fiscalía anticorrupción, que tras realizar diligencias había producido unas conclusiones en las que se leía: “Aunque (el director de EXTRACO) solicita a Xoan Cornide que realice "las gestiones oportunas" para conseguir la adjudicación, de las 27 obras en que dicha sociedad resultó adjudicataria, sólo en dos de ellas consta que se dirigiera a Xoan Cornide pidiéndole ayuda. Se trata de una obra ofertada por la Dirección General de Carreteras y de otra por ADIF. Todo ello parece descartar que quien podía ejercer tal influencia ante los responsables de tales adjudicaciones, Xoan Cornide, realmente lo hiciera. Por otra parte, tampoco queda claro qué relación pudiera tener éste con dichos responsables que permitiera hablar de tráfico de influencias conforme a las exigencias típicas de los artículos 428 o 429”. El caso, en consecuencia, se archivó.

El ‘caso influencias en Ibiza’
A finales de abril de 2007, ‘El Mundo’ publicó una noticia según la cual se había producido una conversación entre líderes socialistas de Ibiza en la que habrían desvelado que “José Blanco autorizó al PSOE el cobro de comisiones por pactar con la promotora Brues la adjudicación del proyecto urbanístico Eivissa Center”. Las grabaciones habrían sido realizadas en secreto por el exsecretario general socialista de la isla, Roque López. Estas grabaciones habrían sido realizadas por el ex secretario general del PSOE ibicenco, Roque López. El  caso está aún en vías judiciales, pero ‘El Mundo’ convenientemente ignoró o ‘escondió’ en la información algunos datos de relieve que le permitieron seguir ‘escandalizando’ con este asunto.

Parta empezar, el alcalde de Ibiza, Xico Tarrés, negó que la reunión con Blanco de la que se hablaba en la información hubiera existido. Igual que se obviaba que las decisiones del ayuntamiento de Ibiza con respecto al ‘Eivissa Center’ se aprobaron por el Ayuntamiento en pleno, es decir, con presencia del PP. O que quien habría realizado las grabaciones, Roque López, había sido revelado de su cargo meses antes por la dirección del PSOE en la isla por falta de confianza en su gestión y se le había negado el apoyo para convertirse en candidato a la presidencia del Consell Insular.  O, en fin, que, a partir de ese momento, se había “acercado” a la familia Matutes.

Los pájaros y el Faisán
Este ha sido el caso estrella en la tenaza mediático-política de ‘El Mundo’ y el PP en esta legislatura para desgastar al Gobierno. En especial a Alfredo Pérez Rubalcaba. Un caso por el que se pretende que sean acusados de ‘colaborar’ con ETA a altos cargos policiales alguno de los cuales lleva lustros luchando, en realidad, contra la banda terrorista.

Tan difícil le ha resultado al juez Pablo Ruz dar cuerpo a sus investigaciones en este caso –a pesar de las ayudas ‘indiciarias’ de ‘El Mundo’-, que ya en octubre de 2009 la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó archivar la investigación, ya que tres años de pinchazos telefónicosno habían bastado para establecer pruebas concluyentes. Y ahora, la Sala de los Penal de la Audiencia Nacional en pleno y por unanimidad, es decir, los 14 magistrados, entre ellos no pocos de los llamados ‘conservadores’, han concluido que “el procesamiento (contra los altos cargos policiales) sería prematuro”, ya que, según la Sala, “los indicios de criminalidad acumulados” son “insuficientes para sustentar una acusación”. Es más, en un dictamen muy comentado en la judicatura se hablaba de la existencia de “una insuficiencia investigativa” y un relato de los hechos “no del todo coherente”, por lo que se sugería que se indagaran también otras hipótesis.

Y claro… el 11M
Pero ningún tema hay tan querido a Pedro J. y a su diario como el 11M. Las sentencias no acabaron, ni lo harán, con la teoría de la conspiración, ETA mediante, que desde ‘El Mundo’, y desde determinados sectores del PP, siempre intentaron relacionarse con el atentado. Titadynes, Trashorras, Zouhiers, Kangoos…, fueron todos “indicios” que nunca llevaron a nada ni para autoridades policiales ni judiciales, pero que seguirán “siendo cabos sueltos” con los que enredar y desgastar. Al menos, hasta el 20N.