Hoy la dirección de la FAPE ha hecho llegar una carta a José Antonio Vera, uno de los primeros nombramientos que realizó el Gobierno, por ser un hombre de absoluta confianza de Rajoy y su entorno. En esa carta le recuerda que “las tarifas que abona a sus colaboradores no pagan información de calidad”.

Periodistas que deben pagar por trabajar
Es más, se lee en ella (los subrayados en negritas son de la nota de la propia FAPE) que “especialmente en estos momentos tan difíciles para el ejercicio del periodismo y cuando cientos de periodistas están sufriendo los recortes de plantilla en sus empresas, es una verdadera humillación para los periodistas de toda España que una empresa de titularidad pública como es EFE contribuya al deterioro del periodismo como servicio público colocando a sus colaboradores en una situación en la que deben pagar para trabajar, de acuerdo a la diferencia entre los costes ocasionados por la cobertura, que abonan de su propio bolsillo, y lo retribuido por información”.

A lo que se refiere la FAPE es al anuncio que ha realizado EFE de recortar un 15% los pagos que realiza a los colaboradores por sus trabajos. Pero es que este recorte llega ya, como recuerdan los periodistas de la Federación, en una situación en la que los emolumentos que se pagan son ínfimos: “A juicio de la primera organización profesional de periodistas de España –dice la nota-, el precio de seis euros por crónica de servicio regional –la más demandada-, una vez aplicado el 15% de reducción en las tarifas a percibir por los colaboradores de la agencia, resulta “irrisorio”.

Un euro a la hora
“Las denuncias recibidas por esta Federación –continúa la nota enviada al Presidente de EFE- dan la medida de las dificultades de trabajar a tan baja tarificación: cubrir una información, pese a que la vía para comunicarse con la fuente sea el teléfono, supera en desembolso económico a lo que agencia paga al colaborador por transmitirla, cuanto más si el profesional debe desplazarse varios kilómetros para realizar su trabajo. Algunos de los denunciantes cifran en un euro bruto la hora el montante que percibe con estas condiciones un colaborador de EFE”.

La FAPE concluye su nota mostrando su disposición “a colaborar con la dirección de la agencia EFE en la búsqueda de soluciones para terminar con esta situación humillante para los periodistas”.

La Federación de Asociaciones de Periodistas no hace referencia en su nota a otra situación que viven los profesionales de la Agencia EFE, y es la presión laboral e ideológica que viven desde que José Antonio Vera y el jefe de información, Alfredo Aycart, están al frente del servicio de noticias público. Una situación que, como les informamos en ELPLURAL.COM hace unas semanas llega a veces al surrealismo de tener un directivo que se pasea por los pasillos altavoz en mano arengando a los trabajadores, mientras gasta miles de euros en renovar su despacho, y va dando consignas políticas.