La repatriación del misionero Miguel Pajares a España tras confirmarse su infección por el virus del Ébola ha provocado críticas en España sobre si han primado intereses políticos o sanitarios por el riesgo de contagio, o sobre si después de los recortes el hospital especializado Carlos III en el que se le ha internado está en las condiciones óptimas para este desafío. Pero no se han escuchado voces de peso criticando la repatriación en sí o sus costes, de hecho desde IU y el PSOE han criticado la sugerencia del Gobierno de que la orden religiosa de Pajares asuma parte de los gastos del traslado o del tratamiento. Hasta Rajoy ha tenido que desmentir a uno de sus altos cargos en el ministerio de Sanidad para negar que vayan a pasar la factura a la orden religiosa.

Supuesto "odio anticatólico" por culpa Zapatero
Pero parte de la prensa conservadora está denunciando insistentemente que rencorosos izquierdistas no deseaban el regreso de Pajares. Por ejemplo en su columna de este viernes en ABC Hermann Tertsch habla de "vileza inconcebible" en España en torno a la repatriación y denuncia que "el frente más intenso ha sido el del odio anticatólico que, gracias a Zapatero, es de nuevo seña de identidad de un país agrio y hosco".

El columnista de ABC insiste en estas supuestas críticas pero sin decir de donde las saca: "Que el cura se quede a morir allí con los suyos. Que si cree tanto, que rece a su Dios a ver si lo salva. Que él se lo ha buscado, etc. Pero al odio hay que añadir la cobardía. Esas obscenas ganas, la ilusión de poder huir del problema del ébola abandonando a su suerte al misionero. Desoladora la cantidad y la entidad de las voces que abogaban por desentenderse de nuestro compatriota".

Un auténtico ataque a los misioneros: lo firma un referente de la 'caverna' española
No se sabe de donde salen esas diatribas, la que ha dejado constancia de su malestar por la repatriación de dos compatriotas estadounidenses infectados de Ébola ha sido Ann Coulter, referente de la prensa ultraconservadora no solo de su país. Coulter, referente del Tea Party y defensora a ultranza de las ofensivas bélicas de Israel, de las armas de fuego o de las políticas de mano dura frente a la inmigración, es bien conocida por los columnistas españoles. De hecho muchas de las provocaciones de Coulter y su reiterativo discurso sobre una derecha acosada, acorralada y cada vez más acomplejada ante el supuesto 'poder' de la progresía ha sido directamente copiado por firmas como el propio Tertsch o Salvador Sostres.

Y ha sido precisamente Coulter la que desde la extrema derecha de EEUU se ha marcado, por dos casos parecidos a los de Pajares en los que un médico y una enfermera de una orden religiosa han vuelto a EEUU infectados, todo un artículo en contra de los misioneros que se van a los "pozos negros" de África a padecer "enfermedades medievales" en lugar de evangelizar por su país de origen en el que también hay muchos necesitados. La columnista relaciona esa labor con la "idiotez" y con el "narcisismo cristiano". ¿Será el texto de Coulter responsabilidad de un presunto 'odio a los cristianos' con origen en España?.