El anuncio de este abandono lo hizo hace unas horas el propio presidente de Aproba, Francisco Berga, sobre quien en ELPLURAL.COM ya les informábamos ayer. Como les venimos contando en este periódico, hace unos días el Gobierno balear, de acuerdo con dos de las principales productoras de las islas, intentaron imponer el nombramiento del nuevo director general de IB3; se trata de un exsenador del PP, con historial en política local, José Manuel Ruiz, pero con conocimientos cercanos al cero sobre el mundo de lo audiovisual.  

Sabedor de que en el Parlament balear no lograrían respaldo para este nombramiento, el gobierno de José Ramón Bauzá buscó esta estratagema para hacer que el trágala de la imposición del nombre de Ruiz tuviera una apariencia más aceptable. Su estrategia consistió en convocar a la Mesa Audiovisual, en la que están presentes además del Gobierno, los productores y los sindicatos profesionales y de periodistas.

Durante la reunión de la Mesa no se trató sino de pasada el tema de los posibles candidatos para dirigir IB3 pero, sin embargo, a la salida, con el respaldo de Francisco Berga, en el Gobierno balear dieron por consensuado el nombre del exsenador popular, que desde hacía unas semanas era el director financiero de la televisión autonómica. Una trampa a la que los sindicatos de periodistas reaccionaron de inmediato con un comunicado en el que destapaban y denunciaban la maniobra.

Ahora, una vez su trabajo ya está hecho, es decir, una vez ya han colocado el nombre de José Manuel Ruiz en el sitio que habían pactado, los productores se hacen los indignados y, a través de su presidente, Francisco Berga, anuncian su abandono de la Mesa Audiovisual porque “los objetivos (de la Mesa) no solo no son comunes, sino que en ocasiones son contrapuestos”.

Falta por ver con quiénes contrata sus producciones José Manuel Ruiz a partir de que su nombramiento se haga oficial.