Los consejeros han aprobado por unanimidad la revocación del control previo de contenidos después del aluvión de críticas recibidas desde los partidos políticos, las asociaciones profesionales de periodistas y los propios trabajadores de la corporación. Hasta el momento, solo el consejero propuesto por CCOO ha presentado su dimisión.

El voto anterior
La decisión se ha resuelto en una reunión de urgencia convocada para este fin únicamente, y supone un cambio en el voto de los cuatro consejeros nombrados a propuesta del PP y del nombrado a propuesta de CiU, todos votaron a favor de la decisión ahora revocada. Cambian también el sentido de su voto los que se abstuvieron, dos consejeros socialistas, el nombrado a propuesta de ERC y el de Comisiones Obreras, mientras que repiten voto negativo UGT e IU.