En el comunicado hacho público hace unas horas los consejeros presumen de haber reducido un 10% de la estructura directiva –en realidad en los informativos de RTVE, por ejemplo, se considera directivo a cualquiera que tenga una mínima responsabilidad orgánica-; haber recortado los sueldos de los presentadores de programas e informativos tanto en radio como en televisión –ya eran mucho más reducidos que los que se pagan en la televisión privada, razón por la cual hay un escape continuo de rostros de la pública-; haber disminuido los emolumentos de colaboradores y tertulianos –que pasan a ser de 250 euros en el caso de “Los desayunos” y de 150 en el canal 24 horas-; haber ordenado la restricción de viajes y dietas…

Tarjetas de empresa sin límite
Medidas todas, o casi todas, que seguramente resultan necesarias dada la nueva situación económica de la Corporación, pero que resultan aún más llamativas si se tienen en cuenta otras que, según ha desvelado a ELPLURAL.COM quien estuvo presente en la reunión, también se consideraron y al final no se tomaron o se postergaron…, y que, curiosamente afectaban todas ellas a los propios consejeros.

Por ejemplo, según han explicado a este periódico en el entorno de varios de estos consejeros, en la reunión debatieron poner un tope al gasto de sus tarjetas de empresa.  Claro, después de hablarlo no lograron llegar a un acuerdo, por lo que decidieron postergar imponerse a sí mismos ese límite. Igualmente debatieron la posibilidad de suprimir o reducir el número de asesores (tienen uno por consejero). Eso sí, con el mismo resultado…;  es decir, postergar la toma de decisión (si acaso, según se nos dice, se suprimirá la posición que ocupa el asesor del dimitido consejero que representaba a CC.OO).  

La ‘ley del embudo’ en el uso de coches de empresa
También discutieron poner límite a una de las grandes partidas de gasto de la empresa, el de transporte.  Un servicio  que se daba a invitados, colaboradores, presentadores y directivos. De manera inmediata la supresión del servicio afectará, por ejemplo, a los colaboradores y presentadores. Pero en lo que a ellos afecta, los Consejeros se han concedido dos meses de gracia hasta que la medida entre en vigor…

Quizás a la espera de que en ese periodo de tiempo llegue el acuerdo entre Gobierno y oposición para que se nombren los diferentes cargos pendientes de renovación. Entre ellos, claro, el de un nuevo presidente de RTVE (en realidad, también seis de los once consejeros de RTVE son ’ocupas’ de sus cargos, ya que sus mandatos caducaron hace dos años)

Reducidos todos los sueldos…, menos los del propio Consejo
Como decíamos con anterioridad, el Consejo de RTVE ha decidido reducir todos los sueldos de directivos, presentadores y colaboradores. En realidad, todos no. Los Consejeros, ‘olvidaron’ retocar sus propios emolumentos, que se elevan, como ya contamos en ELPLURAL.COM, a 120.000 euros anuales. Una cantidad que es cerca de dos veces el sueldo de un ministro.

A este dinero, como ya informamos, hay que sumar una serie de privilegios entre los que no es el menor un horario extraordinariamente flexible y unas obligaciones y responsabilidades que, al menos, pueden definirse como de no agobiantes.

Un Consejo caducado y sin competencias ejecutivas
En realidad, parece hasta debatible que los Consejeros cuenten con la potestad para tomar incluso estas medidas que han decidido ahora. Y es que este Consejo, desde la dimisión de su anterior presidente, Alberto Oliart, tan sólo debiera funcionar como un órgano que  asegure el desarrollo del día a día de la empresa.

A partir de que se ganaran el repudio de público, periodistas y políticos por su intento de  tener acceso al control previo en la preparación de los informativos, el mismísimo Congreso de los Diputados, que es por cierto quien aprueba sus nombramientos, emitió un comunicado recordando a los consejeros los límites de sus atribuciones. En concreto, el entonces presidente de la Cámara, José Bono, y siguiendo un informe del gabinete jurídico del Congreso, les advirtió que “las competencias del Presidente de la Corporación, al ser propias del mismo, sin más, no son susceptibles de ser atribuidas al Consejo de Administración".