Comunicación
Fotografía facilitada por RTVE del cantante Manel Navarro, candidato de España en Eurovisión.
Fotografía facilitada por RTVE del cantante Manel Navarro, candidato de España en Eurovisión.
|
Fuente
:
EFE

La hija de la responsable de Eurovisión trabaja en el equipo del candidato ganador

Las sospechas de tongo en el certamen suben de calibre

0
Lun, 13 Feb 2017

El escándalo de la gala de Objetivo Eurovisión sigue avanzando a pasos agigantados. Al corte de mangas del candidato ganador, Manel Navarro, y a la agresión a un miembro del jurado, ahora se suman las acusaciones de tongo, que ganan peso tras conocerse que la hija de Toñi Prieto, directora del área de programas de entretenimiento de TVE y responsable de la gala junto a Federico Llano, trabaja en Sony Music, en el equipo que preparó la candidatura del ganador.

Así lo ha revelado Bluper y ha podido contrastarlo ELPLURAL.COM. La hija de Prieto, que responde a las iniciales L.F.P, trabaja para Sony Music España y, además de preparar la candidatura de Manel, también estuvo presenten en el plató durante la votación final que eligió al candidato para Eurovisión.

Prieto, que ya estaba en la cuerda floja tras la polémica edición del año pasado, había sido señalada por los fans por las nuevas medidas que había incorporado para la preselección, como el fichaje de un locutor de Los 40, emisora donde se emitiría el tema candidato de Eurovisión; la erradicación del tribunal internacional y el reglamento que ha marcado que, en caso de empate técnico entre el público y los expertos, serían estos últimos quienes elegirían, como así fue.

No es la primera polémica que protagoniza Sony Music con respecto a Eurovisión. Fue esta empresa la contratada para que uno de sus cantantes representase a España en Eurovisión 2015, en este caso a Edurne. Ese mismo año, RTVE se negó en rotuno en revelar los gastos de la aventura musical: las facturas de la estancia del equipo en Viena y el coste de la actuación de Edurne. Y todo peso a que una sentencia del Contencioso Administrativo se lo exigía.

De hecho, antes de que se celebrase la gala, el programa Spain Calling de RTVE entrevistó a Toñi Prieto y le trasladaron las dudas de los fans sobre la calidad del evento. Ella echó culpas hacia abajo y lanzó una amenaza: “Espero no tener que cortar la cabeza a nadie a partir del domingo”.