Cataluña
Los Mossos han desalojado a los manifestantes que tenían cortada la autopista AP-7 a la altura de la salida norte en Figueras, en protesta por la detención de Carles Puigdemont. EFE
Actuación de los Mossos durante la jornada de protestas por la detención de Puigdemont
|
Fuente
:
EFE

Tres detenidos por desórdenes públicos en las protestas de los CDR cuando detuvieron a Puigdemont

Los Comités en Defensa de la República convocan una concentración para rechazar lo que consideran unas detenciones "arbitrarias"

7
Lun, 14 Mayo 2018

Los Mossos d'Esquadra han detenido este lunes por la mañana a tres personas en Lleida y Alcarràs (Segrià), acusadas de desórdenes públicos durante la protesta convocada por los Comités en Defensa de la República (CRD), el día de la detención de Puigdemont, el pasado 25 de marzo, en Alemania.

Según los CDRs de Lleida, seis personas han sido citadas a declarar ante los Mossos. La operación policial sigue abierta y no se descartan más detenciones. Desde los CDRs de Lleida han convocado una concentración este lunes a las 20h para rechazar lo que consideran unas detenciones y citaciones "arbitrarias". La concentración tendrá lugar en el mismo lugar donde tuvo lugar la protesta del 25 de marzo, en la plaza de la Paz, frente a la subdelegación del gobierno español de Lleida.

La protesta convocada por los Comités de Defensa de la República ante la subdelegación del Gobierno en Lleida, el pasado 25 de marzo, vivió escenas de tensión entre los manifestantes y los Mossos, que cargaron varias veces para evitar que los concentrados pudieran llegar hasta a las puertas del edificio. La movilización, con el lema Rompamos las cadenas de la represión, llegó a congregar unas 3.000 personas, cifra que se redujo a unos cuantos cientos cuando comenzaron los enfrentamientos con la policía.

Los momentos más tensos se vivieron cuando decenas de concentrados desbordaron el cordón policial para acercarse a la entrada del edificio, momento en que los Mossos sacar las porras para hacerlos retroceder. Hubo varias personas heridas y un manifestante, un vecino de Lleida de 18 años, fue evacuado en ambulancia herido en la cabeza, supuestamente, por un golpe de porra.

Durante la protesta se colgó una bandera y una pancarta pidiendo la libertad de los presos políticos en la fachada de la sede del Ejecutivo en la capital del Segrià, donde también se tiraron huevos, latas y otros objetos.