Cataluña
El portavoz del PNV, Aitor Esteban.
El portavoz del Grupo Mixto, Joan Baldoví.
|
Fuente
:
EFE/Archivo

El PNV reprocha a Rajoy que “meter una papeleta en una urna, per se, no es un delito"

Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, ha destacado el gesto del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de dar "un paso atrás"

5
Mié, 11 Oct 2017

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que no aplique el artículo 155 de la Constitución ante el conflicto catalán porque solo serviría para "enturbiar" la situación y complicar las soluciones y el diálogo.

Durante su intervención en el pleno del Congreso en el que está compareciendo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para dar cuenta de la situación en Cataluña, Esteban ha valorado lo que hizo ayer el presidente catalán, Carles Puigdemont, que "abrió el diálogo" al no realizar una declaración "formal" de independencia

También ha interpretado "en el mismo sentido" la declaración realizada esta mañana por Rajoy tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, ya que el Gobierno "no está requiriendo, sino preguntando" a Puigdemont sobre su declaración de independencia, con lo que no aplica el 155 y "se gana tiempo".

El portavoz del PNV ha dicho en el Congreso de los Diputados que Puigdemont no puede declarar la independencia y, por eso, “siempre hay que buscar la explicación más favorable a buscar soluciones y no encontrar conflictos". Pero para que se puedan dar soluciones, “hay que dar soluciones honrosas para todas las partes”.

Según ha explicado Esteban, “meter una papeleta en una urna, per se, no es un delito” y reconoce que el 1-O no tiene ni seguridad ni se cumplieron las pautas básicas de una consulta, pero cree que fue claramente el gobierno el que forzó esta situación.

Compromís y el diálogo

El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que abra espacios de diálogo y busque consensos para solucionar el conflicto catalán, que "construya mil puentes, mil veces" y no haga caso a "discursos incendiarios". Durante la comparecencia de Rajoy en el Congreso para explicar la posición del Gobierno frente al desafío soberanista en Cataluña, Baldoví también le ha recordado al presidente que "hay vida más allá de Cataluña", como se vio en las manifestaciones del pasado día 9 en Valencia cuando "hubo intimidación, agresiones, insultos y ni un solo detenido".

"Si fuera honesto se preguntaría cómo hemos llegado hasta aquí y cuánta parte de culpa le corresponde. Si fuera honrado consigo mismo reconocería que tiene mucha parte de culpa por sus acciones y sus omisiones", le ha dicho Baldoví al jefe del Ejecutivo. El portavoz de Compromís ha dado por hecho que no ha habido declaración unilateral de independencia en Cataluña, por lo que se "abre una oportunidad para un espacio para escuchar, dialogar, consensuar, para seducir, persuadir, para ilusionar". Verbos, ha asegurado, que practican muchos matrimonios que "viven juntos toda la vida". "Lo que no funciona es decir: eres mía, sólo mía, eso nunca funciona", ha subrayado.

Así, Baldoví ha instado al Gobierno a abrir el diálogo, y no sólo para resolver el problema catalán porque "no solo hay patatas catalanas y euskal patatas", sino que también hay "patatas valencianas o murcianas". "Tiene que buscar solución a todas esas patatas y para nuestro sistema de financiación que lleva años sin ser resuelto", ha continuado.

Baldoví ha concluido citando las palabras de una campaña de su comunidad para fomentar el uso del valenciano para reclamar a Rajoy: "Construya mil puentes, mil veces, las veces que haga falta, es la única manera de que el problema se resuelva de forma pacífica y a gusto de todos". Desde Bildu, Marian Beitialarrangoitia ha alertado a Rajoy de que la realidad es "tozuda" y no va a desaparecer porque el Gobierno intente hacer oídos sordos a las demandas de independencia de los catalanes. "Cataluña ya ha desconectado, pero ustedes ni convencen ni convencerán", ha advertido.

Recuperar la convivencia

Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, ha destacado el gesto del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de dar "un paso atrás" y abrir una "oportunidad para el diálogo". Quevedo se ha felicitado también de que Mariano Rajoy no haya "sucumbido" a quienes planteaban respuestas "agresivas" al reto independentista. En el otro lado de la bancada, Íñigo Alli, de UPN, ha ofrecido el apoyo de su partido al Gobierno en defensa de la estabilidad, el ordenamiento jurídico y la Constitución y de la unidad de España.

Alli ha pedido a los diputados de ERC y del PDeCAT que pidan a Puigdemont que dimita "si tiene un mínimo de responsabilidad política". Respaldo "sin titubeos" al Gobierno también del portavoz de Foro, Isidro Martínez Oblanca, quien sin embargo ha pedido al Gobierno que deje de ir "a remolque" de los acontecimientos y emprenda una campaña de comunicación en Europa para explicar eficazmente "lo que está pasando".

Desde Coalición Canaria, Ana Oramas, ha abogado por recuperar la convivencia en Cataluña, rota por el "odio" entre familia o amigos. Ha apostado por aprovechar el reto independentista para actualizar el pacto constitucional, debate en el que estará su partido.