Cataluña
Los candidatos de los principales partidos antes del único debate a 4 con motivo de las elecciones del 26J.
Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias durante el debate a cuatro

¿Qué partidos apoyan la aplicación del 155?

Se acaba el tiempo y la sombra de la intervención en Cataluña gana enteros. PP y C's son partidarios, el PSOE no se aclara y Podemos dice 'no'

31
Mar, 19 Sep 2017

El referéndum del 1 de octubre se acerca con paso firme. Faltan menos de dos semanas y ya se barrunta choque de trenes. Carles Puigdemont y Oriol Junqueras no parecen dispuestos a frenar y llevarán el plebiscito hasta las últimas consecuencias; mientras que el Gobierno de Mariano Rajoy trata de impedirlo a toda costa. Con esta coyuntura como telón de fondo, el artículo 155 de la Constitución se ha situado en el foco mediático. ¿Quiénes apoyan la aplicación de este precepto?

En primer lugar, cabe aclarar que el 155 de la Carta Magna no supone la suspensión de la autonomía de Catalunya sin más, sino que se trata de instar a sus organismos (cuerpo de funcionarios, Generalitat, consellers...) a cumplir con la Constitución y la carcasa legislativa, tal y como desvela en un magnífico artículo Nacho Caballero.

El Partido Popular: “Nos van a obligar”

El presidente del Gobierno visitó el pasado viernes Cataluña para liderar la Junta Directiva regional del PP, lugar en el que abrió la puerta a medidas más invasivas y agresivas como bien podría ser la aplicación del 155: “Un presidente no puede aceptar de ninguna de las maneras esta suerte de planteamiento. No es posible. Se lo hemos dicho. Nos van a obligar a lo que no queremos llegar”.

De esta manera, el presidente dejaba abierta la puerta, aunque no lo menciona explícitamente. Sí lo ha hecho Pablo Casado. El vicesecretario General de Comunicación del PP, en una rueda de prensa posterior a la celebración del comité de dirección del partido, se congratuló de que el PSOE no demonizara el 155. Eso sí, matizó que los populares no han defendido abiertamente su aplicación.

Sea como fuere, a Rajoy se le acaba el tiempo y será en el Congreso de Ministros de este viernes cuando tendrá que tomar una decisión.

PSOE: ¿Sí o no?

Desde que el pasado mes de julio las formaciones políticas comenzaran a moverse en el complejo tablero de Cataluña, los socialistas fueron tajantes. En una rueda de prensa de Margarita Robles celebrada tras una reunión entre Pedro Sánchez y Mariano Rajoy, la portavoz parlamentaria aseguró que “nunca sería una solución procedente y nunca la apoyaríamos”. Sin embargo, el portavoz del PSOE y alcalde de Valladolid, Óscar Puente, levantó el veto este lunes indicando que no se pueden posicionar en base a hipótesis y que, a pesar de que “estamos convencidos de que no se va a tener que aplicar”, añade que la Constitución española está ahí y es aplicable y respetable, y la tenemos que respetar todos. Y por supuesto el PSOE la respeta y la defiende".

Puente prendió la mecha -la había vuelto a liar con su verbo fácil y fina prosa-, y pocas horas tardó el secretario General en salir al paso. Pedro Sánchez desdijo a su portavoz asegurando que “no contemplamos” la aplicación del 155.

Lo que sí que está claro es que el PSOE se ha situado del lado del Gobierno en lo que al mantenimiento de la legalidad se refiere.

Ciudadanos: “Sin fisuras”

El presidente de los naranjas, Albert Rivera, ha sido claro y tajante desde el primer momento: “Apoyamos al Gobierno sin fisuras”. Lo que también implica el respaldo del 155 en caso de activarse.

Podemos: No

Los morados han sido los más críticos con la manera en que Rajoy ha gestioando el órdago secesionista. Le instan a negociar y aseguran que “atentar contra la democracia y los derechos y libertades” no es una opción. Por ello, Pablo Iglesias ha puesto su solución sobre la mesa. El secretario General de Podemos ha pedido la configuración de una “Asamblea extraordinaria” de cargos electos para atajar el desafío soberanista desde el diálogo, una propuesta a la que se han sumado ERC, PDeCat y PNV (los socialistas tampoco lo ven con malos ojos a pesar de que creen que el lugar idóneo para entablar diálogo es una Comisión en el Congreso de los Diputados).