Cataluña

Juncker se lía al responder una pregunta sobre el referéndum

El jefe del brazo ejecutivo de la UE asegura que respetarían la elección del pueblo catalán, aunque reconoce que no estarían en la Unión Europea

0
Jue, 14 Sep 2017

La independencia de Cataluña ya no sólo es algo que preocupe única y exclusivamente en España, sino que también es un tema de actualidad en Europa. Debido a la importancia de la actual situación de crispación, Jean-Claude Juncker ha sido preguntado sobre el futuro de Cataluña si sale el 'Sí' en el referéndum del 1-O. El jefe del brazo ejecutivo de la Unión Europea ha generado un gran revuelo con sus declaraciones, pues ha declarado que "respetaremos su elección", aunque también la del Tribunal Constitucional y la de las Cortes. 

Juncker se ha desmarcado de la línea de prudencia que suelen mantener los líderes europeos con respecto a la independencia de Cataluña. Se trata de una situación interna de España, algo que repiten como un mantra todos ellos y que también se ha encargado de reiterar el jefe del brazo ejecutivo de la Unión en una entrevista en Euronews. Pero el revuelo que han causado sus palabras se debe a que, por primera vez, un gerifalte de la Unión Europea. Reconoce, eso sí, que la "Comisión no interviene en los debates internos de un país cuando se trata de un asunto democrático aceptable y aceptado"

Desde España, las reacciones han llegado inmediatamente. Oriol Junqueras asegura que las declaraciones de Juncker "respetando el resultado" del referéndum son vitales. A su vez, Ramón Tremosa, eurodiputado del PdCat, ha recibido con albricias la opinión del presidente de la Comisión, aunque le achaca palabras erróneas sobre la independencia de Escocia, cuando se había ideado un "atajo" para el regreso a la Unión en menos de 24 horas. Algo que, según ha asegurado el propio Juncker no sucedería en el caso de Cataluña se independizase. 

En Europa no

Pese al revuelo armado por el desliz en sus palabras, Juncker dejó claro que iba a respetar las decisiones del Tribunal Constitucional y las Cortes españolas. Ha afirmado que no se facilitaría ningún atajo para que Cataluña pudiera formar inmediatamente parte de la UE. Tendría que seguir el procedimiento de adhesión al que debe atenerse cualquier país dispuesto a entrar. Se trata de un mecanismo que puede alargarse durante años. 

Ha comparado las situaciones de Escocia y Cataluña, pues asegura que deberían basarse en el procedimiento estipulado. "Cataluña no podrá, de la noche a la mañana, el día después del voto, convertirse en miembro de la Unión", declaró Juncker. Ha señalado que "sería sometida a un proceso de adhesión" similar al de los estados miembros que se unieron a partir de 2004. "Si el norte de Luxemburgo se independendiza del sur", pues deberían atenerse al mismo mecanismo. No hay favoritismos para nadie