El Ayuntamiento de Castellbell i el Vilar (Barcelona) ha publicado un bando en el cual exige a los vecinos que quieran colgar símbolos en la vía pública, como por ejemplo lazos amarillos o banderas españolas, pidan autorización previa al consistorio.

La alcaldesa de Castellbell i el Vilar, Montserrat Badia (PSC), explica que la medida busca evitar la "crispación" y que se rige por la ordenanza municipal de 2011. "Hasta ahora no habíamos hecho nada, unos ponían y otros sacaban, pero hemos optado para buscar el equilibrio", explica Badia para justificar la decisión del consistorio de impedir la colocación de los símbolos. Por otro lado, el consistorio ha retirado de la vía pública los símbolos que había colgados sin la correspondiente autorización. 

Montserrat Badia ha explicado al ACN que la publicación del bando es simplemente un "recordatorio" de la ordenanza que está en vigor desde el 2011 y que fue aprobada por el entonces gobierno de CiU. El bando recuerda que, de acuerdo con la normativa, está prohibido hacer pintadas y enganchar elementos sin la correspondiente autorización. Además, el documento informa de la retirada de todos los símbolos que hay en el espacio público en estos momentos sin la correspondiente autorización.

Según la alcaldesa, la enganchada de símbolos independentistas y españolistas estaba provocando "inquietud" entre los vecinos. Explica que hasta ahora no se había actuado porque "las emociones eran fuertes y había una necesidad especial de reivindicar", pero añade que "llegados en su punto que unos colocan y los otros sacan, hicimos una reflexión y vimos que había que actuar".

Badia insiste, pero, que no se busca "vetar en nadie" sino "poner orden". Por esta razón, añade que quien quiera colocar cualquier elemento siga los requisitos del ordenanza y pida la autorización al Ayuntamiento y asegura que "se responderá automáticamente, sin pasar días". Especifica, no obstante, que pedir permiso no trae implícito el visto bueno y que será necesario "estudiarlo". Aún así, ha aclarado que esta decisión "no corresponde a alcaldía sino a los técnicos".