En la tradicional Fiesta de la Rosa que los socialistas catalanes celebran hoy en la Pineda de Gavá, en Barcelona, en compañía del líder del PSC, José Montilla, y de la ministra de Defensa, Carme Chacón, Rubalcaba defendió el uso de los recursos del Estado para la recuperación de la economía y el empleo.

1.100 millones
En ese sentido, valoró su propuesta de recobrar el impuesto de patrimonio, que permitirá ingresar 1.100 millones de euros en 2012.

Lo que se puede hacer
El candidato socialista refutó los argumentos del PP sobre la supuesta insignificancia de ese importe, al afirmar que con esos 1.100 millones de euros “se puede contratar 25.000 profesores de la enseñanza pública; se puede impedir que se cierren hospitales, quirófanos, cosas que están pasando ahora; se puede subvencionar 300.000 contratos para jóvenes”.

Grava a 160.000 españoles, de 23 millones que declaran a Hacienda
Asimismo desmintió que se trate de un impuesto dirigido a las clases medias, ya que, según precisó, “lo van a pagar 160.000 españoles, cuando en España declaran a Hacienda 23 millones”.

"Yo no hablo catalán en la intimidad"
En clave catalana, Rubalcaba reivindicó la actitud de los socialistas en defensa de Cataluña, de su cultura y su lengua, frente a la catalanofobia militante del PP.

“Yo no hablo catalán en la intimidad, pero toda la vida he defendido que quienes quieren hablar catalán lo hagan porque he considerado que es una riqueza para Cataluña y para España. Cuidad vuestro modelo educativo, los niños tienen que ser bilingües”, afirmó el exvicepresidente.

El pirómano que va de bombero
El candidato del PSOE agregó que le “irrita” que Mariano Rajoy venga a Cataluña y diga que hay que bajar el tono de la polémica alrededor de la lengua. Rubalcaba recordó que “quien firmó el recurso contra el Estatut fue Mariano Rajoy Brey y su partido”.

“Quien ha hecho de pirómano no puede venir a presentarse como jefe de bomberos. Nosotros nunca pondremos mesas para pedir firmas contra Cataluña, acusando a Cataluña de egoísta e insolidaria. Eso nunca los socialistas lo vamos a hacer”, concluyó Rubalcaba.