El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, cargó contra el expresident de la Generalitat Carles Puigdemont acusándole de anteponer sus intereses personales y de ser un prófugo. Unas acusaciones que provocaron la reacción del propio Puigdemont, que respondió al líder socialista con un tuit.