Tras la carta de Felipe González a los catalanes, la respuesta de Artur Mas a los españoles, y el ataque sin cuartel al independentismo con la propuesta de reforma de la Constitución, este lunes le ha tocado a Pedro Sánchez fijar posiciones de cara a las próximas elecciones en Cataluña.

El secretario general del PSOE se ha mostrado de acuerdo con Agela Merkel y David Cameron al asegurar que "Cataluña, si se independiza, tendría que volver al pasaporte y sacar una nueva moneda" pero ha defendido la otra vía que ofrece su partido para hacer "frente al inmovilismo de Rajoy y al rupturismo de Mas, que es la reforma constitucional que reconozca la singularidad del pueblo catalán".

Singularidades y financiación
Sánchez no ha querido entrar en los detalles concretos de esta propuesta de reforma de la Constitución pero, durante su entrevista en la Cadena SER, se ha mostrado convencido de que "hay elementos de la singularidad catalana que tienen que ver con su lengua, con su cultura, con la traducción de su lengua en el sistema educativo que se pueden reconocer en la Constitución".

También con el objetivo de mejorar la relación entre Cataluña y el resto de España, el lider socialista ha insistido en que se debe realizar una revisión profunda del sistema de financiación autonómica, “en España ha habido una involución en las competencias de muchos gobiernos regionales.  Y eso lo puede decir incluso la presidenta de la Comunidad de Madrid”. Sánchez ha apostado por un modelo de mayor descentralización de las instituciones del Estado incluso afirmando que "no todas tienen por qué estar en Madrid".

Donde no ha querido mojarse el lider del PSOE es en el debate sobre los términos cuando le han recordado la propuesta de Felipe González de reconocer al pueblo catalán como nación. Pedro Sánchez ha zanjado considerando que “el debate actual tiene que ver con la fractura, con un problema de convivencia y no tanto de definición de qué somos”.

España vuelve a no pintar nada en la UE
Sobre el drama de los refugiados, el lider de la oposición considera que "España ha permanecido ausente del debate político europeo, cuando ha abrazado tesis insolidarias" por lo que considera que se debe "aceptar la propuesta de la Comisión, es decir, que 15.000 refugiados tienen que venir a España". Sánchez ha apostado por "un gran pacto de Estado y una política común de asilo de refugiados y de inmigración" y considera que "hay suficiente capacidad por parte de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos para albergar a todas estas personas".

Preguntado por una posible intervención militar en Siria, considerada por el presidente de Francia, Sánchez apuesta por no tomar decisiones precipitadas considerando que ésta "no debe ser la única solución a lo que pasa en Siria, está también el diálogo". Sobre is el PSOE apoyaría o no esta propuesta, su secretario general afirma que "ahora mismo no puedo decir si apoyaríamos o no esa intervención militar. Hay que ver si hay otros mecanismos".