El Parlament no ha celebrado la segunda votación, pero los portavoces de los distintos grupos han podido intervenir. Torrent ha abierto la sesión con un discurso en el que se ha referido a la "situación excepcional" del día de hoy y ha defendido los  "principios democráticos y los derechos civiles y políticos".

Después de una breve intervención del portavoz del Partido Popular, Xavier García Albiol, en la que ha pedido a Torrent la suspensión del pleno, que se convoque a la Junta de Portavoces y se organice otra nueva sesión, los diputados populares han abandonado el hemiciclo, en cuya tribuna han estado durante toda la sesión familiares de los distintos representantes independentistas encarcelados. 

Inés Arrimadas, por su parte, ha afirmado que "no es normal que el President del Parlament de un mítin político antes del pleno" y ha asegurado que el grupo de Ciudadanos se queda para "defender el fracaso del procés". La representante de la formación naranja ha insistido en que "estamos en un momento emocional" en el que "muchos ciudadanos han visto cómo se alargaba un procés que no conducía a nada". Arrimadas ha pedido a las formaciones independentistas que "no piensen únicamente en sus votantes" y que consideren que "también es Cataluña el sentimiento de quienes piensan distinto". "Nosotros les hemos respetado", ha dicho. "Piensen y reflexionen de qué ha servido todo esto". "Ustedes se pensaban que se enfrentaban a Rajoy, y se enfrentaban a un sistema democrático del S.XXI", ha recalcado en varias ocasiones. 

El representante de ERC, Sergi Sabrià, ha abierto su intervención diciendo que "el 23 de marzo durará años y años" y se ha referido a "la vegüenza que perseguirá a aquellos que creen que ganan". "Esto se ha roto definitivamente", ha dicho. "Cataluña ha dicho basta y hay que escoger entre el Estado y la Democracia y nosotros eligiremos siempre la Democracia", ha subrayado. "El estado ayer firmó su propia sentencia, con su abuso de poder y la arbitrariedad del sistema judicial", ha afirmado, a lo que ha añadido, "nadie nos hará olvidar nuestros principios republicanos que nos sostienen, nos definen y nos sobrevivirán".  "Hoy las buenas personas están en prisión y en el exilio y los ladrones están en la calle.También sufrimos corrupción, pero mientras nosotros queremos un país mejor ustedes quieren lo mismo". "Estamos trabajando para hacer un mundo mejor", ha expresado Sabrià, que ha hecho varias referencias a Nelson Mandela. El portavoz de ERC ha terminado su intervención con un "viva la democracia, viva la libertad, viva la república y viva el pueblo catalán". 

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha comenzado su dicurso diciendo que "aunque hoy no cumplamos el reglamento, queremos hacer un esfuerzo de empatía con los ciudadanos de Cataluña y con aquellos que fueron encarcelados ayer". Iceta ha subrayado que "los problemas políticos, solo se pueden solucionar con política", ha tachado las medidas cautelares de "despropocionadas" y ha citado a Felipe González que dijo que "no había que ampararse en los jueces para eviar la política". "Sabemos perfectamente que hay una mayoría independentista. Esta mayoría tienen derecho a escoger presidente y Govern, pero este Govern tendría que recordar que no tiene una mayoría social detrás", ha destacado el representante de los socialistas. "Estamos muy cerca de caer en el abismo de una ruptura irreversible", ha advertido Miquel Iceta. 

Xavier Domènech, de Catalunya en Comú, ha expresado que “el momento es terrible, absolutamente terrible” y ha afirmado no creer que “nadie, o pocos, muy pocos, vivan hoy sin dolor”. “ Hay pocos que crean que esto es una solución, o que esto no abre más heridas en un país en el que tenemos demasiadas heridas en las espaldas”, ha mantenido, al tiempo que ha alegado estar de acuerdo con Miquel Iceta en que “no hay que mirar al pasado, sino al futuro". “Hay una causa que va más allá de la de cada uno. La de la democracia y la libertad", ha insistido. “No hay justícia. Solo un objetivo: apartar dirigentes políticos de la vida pública, con la lógica de los vencedores y vencidos”.

La diputada de la CUP, Natàlia Sánchez, ha recalcado que "el país está en estado de shock", y que la oferta del Estado para es la del "exilio y la prisión". Ha hablado de "violencia institucional" y ha mantenido que "si nos juzgan como país, habrá que responder como tal". "Continuaremos trabajando con las fuerzas republicanas para un amplio frente contra la represión y la regresión de derechos en la España de Felipe VI", ha dicho Sánchez, que ha cerrado su intervención con un "¡No pasarán!" y "Visca la República". 

El último en tomar la palabra ha sido Joaquim Torra, diputado de Junts Per Catalunya, que ha comenzado diciendo "yo no tenía que estar aquí". "El crimen monstruoso que han cometido ha sido dar voz a los ciudadanos de Catalunya y hacerlo pacíficamente", ha proseguido refiriéndose a los representantes independentistas encarcelados o exiliados. "Hemos aprendido a hablar y los ciudadanos de Catalunya dicen 'Ya basta'", ha remarcado. Torra ha dedicado parte de su discurso a la figura de Jordi Turull y ha concluído diciendo: "Jordi, no et fallarem".