Optimismo desde el Gobierno central a la vista de los últimos acontecimientos políticos en Cataluña. El Ejecutivo de Mariano Rajoy ve alejarse las posibilidades de una repetición electoral tras la decisión del Tribunal Constitucional de impedir la investidura de Carles Puigdemont y el hecho de que desde los soberanistas se plantee ya abiertamente la posibilidad de otro candidato.

Dentro de este optimismo, aunque prudente, el presidente del Gobierno ha anunciado este viernes que aumentará la previsión de crecimiento del PIB nacional para 2018 del ,3 al 2,5 por ciento, así lo ha anunciado en el aeropuerto de Elche-Alicante.

Rajoy no ha ligado su anuncio a la situación en Cataluña, pero fuentes del Ejecutivo si lo han enmarcado como ejemplo de este optimismo por el enfriamiento del desafío soberanista.

Si el Ejecutivo rebajó su previsión inicial de crecimiento económico de España para 2018 precisamente por la situación en Cataluña, aunque también por la falta de presupuestos aún no resuelta, las fuentes explican que con la revisión al alza se traslada un mensaje de que se puede encauzar próximamente la situación en esta comunidad.

Rajoy no ha citado a Cataluña en su intervención en el acto en el aeropuerto de Alicante, pero sí ha lanzado un mensaje en favor del sentimiento como español.

“España es un gran país y hay muchos motivos para sentirse orgullosos de ser españoles; entre ellos, que supone participar de un sentimiento que no va contra nada, porque es integrador, inclusivo, y nos ha dado el éxito como nación”, ha subrayado.