La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. EFE



La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no se ha salido ni un ápice del discurso beligerante de los líderes de Podemos contra el PSOE y Pedro Sánchez, este viernes, en una entrevista en la SER, en la que ha dicho que está "decepcionada" porque los socialistas no hayan querido negociar con Podemos la formación de cuatro grupos parlamentrarios. El domingo pasado, Colau exhibió una postura más conciliadora al llamar a los socialistas al "diálogo" con Podemos y ha rechazar el "búnker que representa el PP".

Cinismo y vieja política
Hoy, en la SER, Colau ha calificado de "puro espectáculo de cinismo y de vieja política” el acuerdo para formar la mesa del Congreso. Colau ha repetido las acusaciones de Pablo Iglesias y otros dirigentes de Podemos sobre un falso pacto entre el PSOE y el PP, cuando lo cierto es que el acuerdo de los socialistas fue con Ciudadanos y a los populares no les quedó más remedio que ceder.

"Atónita" por la cesión de senadores
Colau defendió que los cuatro grupos es “una cuestión de voluntad política, no legal” y que En Comú Podem, tiene “muchas cosas en común con el partido de Pablo Iglesias, “pero eso no quiere decir que se reconozca una identidad propia, con un grupo y nombre diferenciado”. La alcaldesa, que no descarta que sus compañeros de partido lleven su reclamación a los tribunales, afirmó que se quedó "atónita" cuando conoció que el PSOE había facilitado a Democràcia i Llibertat y ERC grupos en el Senado.

Colau, muy crítica con el PSOE, le acusó de "traicionar" a sus votantes” porque, a su juicio, públicamente dice que quiere un acuerdo de izquierdas “pero no se sienta a negociar con nosotros”.

La alcaldesa ha reiterado que no renunciarán a la celebración de un referéndum en Cataluña, al que se oponen los socialistas, porque “forma parte de nuestro ADN”.