El director artístico de los Teatros del Canal, Albert Boadella, ha publicado una larga carta en la página web de 'Els Joglars' dirigida Víctor Alvaro, en la que tilda al creador de la sátira "UBÚadella" de "inepto" y "tonto útil" al servicio del "degradado contexto" catalán. Boadella carga con fuerza contra el autor de este montaje que se estrenó el pasado mes de diciembre en la sala Almeria Teatre de Barcelona y en la que narra la historia de UBÚadella, un hombre exiliado en Iberia, que se resiste a ir al psicólogo, ostenta uno de los cargos más altos en el mundo de la cultura y está obsesionado por la opinión que tienen de él sus antiguos súbditos, los "polacos".

Esta "bufonada sobre el gran bufón Boadella", tal como la ha definido su autor, ha enervado al director de los Teatros del Canal, especialmente tras escuchar una grabación de un coloquio que tuvo lugar el pasado 10 de enero tras la representación de la obra y en la que algunos antiguos miembros de Els Joglars criticaron la evolución ideológica y vital del fundador de esta compañía.

Disparates y vilezas
"Es evidente que en los últimos tiempos puedo esperar de Cataluña toda clase de disparates y vilezas por parte de las administraciones políticas y el consiguiente vasallaje de los medios que en este caso también han estado a la altura", señala Albert Boadella en la carta.

"Lo que ha sucedido alrededor de 'UBÚadella' demuestra hasta donde ha llegado la expansión de esta demencia generalizada, capaz de contar con el colaboracionismo de mi propio gremio en la deriva moral y cívica de una sociedad. Un gremio que en Cataluña ha perdido la dignidad y la tradición de enfrentarse al poderoso o al menos servir al pensamiento libre e independiente", añade.

Respuesta del autor
En respuesta a esta carta, Víctor Alvaro ha escrito otra en la que invita al dramaturgo a ver la obra para que pueda opinar "en primera persona" en lugar de "hacer críticas solo de oídas".

También se muestra sorprendido de que Boadella le dedique cinco páginas a alguien, que según dice, no es más que un "listillo" y un "pusilánime", y asegura que "para ser alguien que no te llega a la suela del zapato, que me dediques tanto tiempo, esfuerzo y palabras es un grandísimo honor".