El líder del PP catalán, Xavier García Albiol, ha dicho que los mensajes antiindependentistas de jueces son de un chat privado y reflejan un sentir mayoritario: "Es lo que escribíamos o podíamos pensar la mayoría de catalanes que no somos independentistas y el 80% del resto de españoles".

En rueda de prensa este jueves, ha tachado de despropósito que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, haya pedido por eso la dimisión del presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes.

Relacionado Albiol critica que haya banderas nazis en las concentraciones de Ciudadanos

Torra "no hacierta ni una"

Ha asegurado que los jueces "dan su opinión de lo que hace un año ocurrió en Catalunya en correos privados" y que la exigencia de dimisión lanzada por Torra es una provocación. "Está instalado en el disparate constante. No acierta ni una. Desde que es presidente de la Generalitat no le he oído ninguna declaración para atemperar", ha valorado.

Ha recordado que este jueves se cumple un año de la protesta ante la Conselleria de Economía, en Barcelona, que ha sido la base de la acusación contra el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y el exlíder de la ANC Jordi Sànchez por presunta sedición, y ha acusado al Govern de querer "blanquear" lo sucedido.

"A cualquier catalán decente y con un poco de amor propio le tiene que hacer sentir vergüenza y pena" por lo sucedido en la manifestación en Barcelona, que ha tachado de bochornosa.

También este jueves, el subgrupo del PP en el Parlament ha registrado una petición de comparecencia en comisión del conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall, por "sus declaraciones en que afirma incidir en la Fiscalía para reducir las acusaciones de los procesados por rebelión" en la causa contra el proceso soberanista.

Albiol cree que a Maragall "se le ha escapado que Pedro Sánchez está dispuesto a todo para seguir en la Moncloa", y ha criticado que la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, y el de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, se hayan posicionado a favor de la libertad de los investigados.

Para el popular, el presidente del Gobierno "está en una absoluta espiral para aceptar cualquier humillación o renuncia ante los independentistas para seguir un cuarto de hora más en la silla de la Moncloa".