La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha indicado hoy que "no es verdad" que la violencia de género es "inevitable" y ha subrayado: "ya está bien de minutos de silencio que cada vez emocionan menos, ese no es el camino". Díaz ha participado hoy en Huelva en la entrega de los premios Clara Campoamor que concede el PSOE de Andalucía.

Se puede hacer "mucho más" contra el machismo
En ese acto ha recordado la reivindicación que se realizó desde esta comunidad en pro de alcanzar un pacto de Estado para luchar contra esa lacra social porque se entendía que "se puede hacer mucho más". Ha apostado por poner en esa lucha "todos los recursos que tienen todas las administraciones" y por "cuidar el lenguaje", ha indicado. Ha calificado de "imposible" que "aparezca todos los días una cifra, que en 2016 se estén batiendo récords y que las víctimas cada vez sean más jóvenes"; punto en el que ha lamentado que las redes sociales "que deberían democratizar la información se estén convirtiendo en una herramienta de destrucción masiva de igualdad y derechos".

Empoderamiento de las mujeres
"Tenemos un reto enorme por delante y no me creo que no seamos capaces todas las administraciones de poner todos nuestros recursos para proteger la vida de nuestras mujeres cuyo único delito es ese, ser mujer y por ello pueden ser posibles víctimas violencia de género". Por otra parte, ha resaltado que "hace falta emponderar" a las mujeres en todos los sectores, desde el cultural al empresarial, pasando por el económico y social, para que valores como "la dignidad y la igualdad" sea reales.

Ayuda de los maestros
La presidenta de la Junta de Andalucía ha reclamado la ayuda de los maestros, a los que admira, "a hacer la revolución de las sociedades modernas para que las personas sean libres y que la igualdad y la libertad sean valores reales". Se ha referido a la crisis, al "rostro femenino" que la misma ha puesto "a la desigualdad" "dando demasiados pasos atrás" en relación al trabajo previamente realizado y ha denunciado la situación que en la España actual vive la mujer en el sector laboral, con una desigualdad que trasciende al ámbito social.

"Estoy convencida de que hace falta emponderar a las mujeres en todos los sectores, en la cultura, en las empresas, en la economía poniendo al frente de ellas rostro femenino", ha apuntado.

Premios
En esta edición ha recibido el Premio Clara Campoamor la fiscal Flor de Torres, en reconocimiento a su labor centrada en gran medida en la defensa de la mujer y contra la discriminación de género, que ha sido la que ha tomado la palabra en nombre todas las galardonadas en las que, tras agradecer el reconocimiento, ha definido la violencia de género como "una pandemia que mata a las mujeres por el hecho de serlo, un atropello y atentado a todos y cada uno de los derechos fundamentales".

Los Premios han dedicado, además, su Mención Especial a la socióloga Soledad Murillo, que fue secretaria de Políticas de Igualdad en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y cuya contribución fue fundamental para que las leyes contra la Violencia de Género y de Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres fueran una realidad.

Galardonados
El resto de galardonados, a propuesta de las provincias, han sido la catedrática de Enseñanza Secundaria Teresa Claramunt, por Almería; la doctora por la Universidad de Cádiz Carmen Pinedo, la Organización Feminista de la Subbética, por Córdoba; la maestra en coeducación jubilada Laura Díaz Enríquez, por Granada; la fotógrafa Remedios Malvárez, por Huelva; la empresaria Marifé Bruque, por Jaén; la exdiputada María Dolores Sánchez, por Málaga, y María Salmerón, víctima de la violencia machista, por Sevilla