Washington destaca que ya en 1966 colaboró en el propio lugar del accidente "y ha colaborado con las autoridades españolas durante más de 40 años para supervisar el lugar y la salud de los vecinos de la zona. A petición del Gobierno de España, según informa el Diario de Amería, en febrero de 2011 un equipo técnico interministerial dirigido por el Departamento de Energía visitó Madrid y Palomares para tratar esta cuestión y prestar asesoramiento técnico para el plan de rehabilitación del Gobierno de España para Palomares", indica el comunicado.

España carece de infraestructuras
España quiere que Estados Unidos acepte llevarse los residuos, aproximadamente 40 hectáreas afectadas, ya que nuestro país carece de infraestructuras para almacenarlos o enterrarlos.

Aún es “temprano”
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, anunciaba que Estados Unidos retirará esta tierra contaminada "con rapidez", si bien la Embajada estadounidense afirmó que aún es "temprano" para hablar de que se haya alcanzado una "solución".