Con más del 50% escrutado, el PSOE-A gana las elecciones autonómicas en Andalucía y consigue 50 escaños, logrando un 37,82% de los votos. Esta cifra supone 3 escaños más que en los comicios de 2012, cuando el PSOE-A consiguió 47. Por su parte, el PP-A consigue 32 diputados -18 menos que en las pasadas elecciones autonómicas- y el 24,90% de votos. Podemos se estrena con 15 escaños y el 14,95% de los sufragios. Ciudadanos logra un respaldo del 8,57% y 8 diputados. Por su parte, IULV-CA, con un apoyo del 6,97% de los votantes, se queda en 4 escaños, 8 menos que los logrados en marzo de 2012 y el peor resultado de su historia. La participación es de un 62,75% y la abstención de un 37,25%.